SEDES
Ags Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

Mtro. Francisco Meza Estrada • Coordinador de la Licenciatura en Derecho UNIVA León

 

El pasado fin de semana, se llevó a cabo en nuestro país la VI Cumbre de la CELAC y ha dejado varias lecciones importantes que nos dicen mucho de nuestra realidad latinoamericana.   

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política. Está conformada por 33 países latinoamericanos y caribeños. La idea de la CELAC surgió en México durante el año 2010 y nació formalmente en el 2011 en la ciudad de Caracas.  

En esta ocasión, por iniciativa del presidente López Obrador y por diferentes circunstancias geopolíticas en la región, se convocó a una VI Cumbre que tenía por objetivo fortalecer la integración. El ejercicio resultó interesante porque dejó varias lecciones, que tal vez ya se conocían; sin embargo, vuelven a estar presentes para que no las perdamos de vista.  

Primero: En términos generales, las diferentes intervenciones de los presidentes o representantes de cada país fueron reconociendo lo necesaria que es la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños para enfrentar los desafíos importantes como región. En este aspecto, reconocen el liderazgo de México en todos estos esfuerzos y trabajos.  

Segundo: Durante los días previos a la Cumbre y durante su desarrollo se pudo constatar que la izquierda mexicana le sigue profesando una admiración y lealtad a la revolución cubana; como ocurría desde los años 60´s aún cuando muchas cosas han cambiado en el mundo y en la misma Cuba.  

Esto, contrasta con la izquierda de otras partes del mundo que se inclinan indefectiblemente por la democracia y los Derechos Humanos, la izquierda latinoamericana parece anclada a ciertos temas, como la soberanía o la resistencia, en donde se toma a la Revolución Cubana como referente.  

Tercero: La lección anterior nos lleva inevitablemente a seguir considerando que en nuestra región existen diferencias políticas e ideológicas irreconciliables. Brasil no asistió a la Cumbre porque hace tiempo la abandonó. Los presidentes de Uruguay y Paraguay declararon en la misma Cumbre que su presencia no significaba un aval de los gobiernos de Cuba y Venezuela.   

Los mandatarios de estos países también contestaron a dichos señalamientos e incluso, Nicolás Maduro invitó a uno de los presidentes, a un debate sobre democracia.  

 Cuarto: A pesar de lo anterior, se tuvieron algunos logros que destacó la presidencia de México como:  la creación de un fondo para desastres naturales y la cooperación en materia de salud para que todos los países tengan acceso a la vacuna contra el COVID-19. Sin duda, temas importantes que se enfrentan en la actualidad.  

 Quinto: Aunque encontramos avances importantes siguen existiendo ausencias significativas como: 1. La seguridad, al considerar que muchos países están siendo afectados por el crimen organizado en sus diferentes variantes.  Ni siquiera existió un posicionamiento reconociendo el problema o por lo menos, expresando sus buenas intenciones. 2. La migración. Uno de los problemas cuyas imágenes le han dado la vuelta al mundo y no existe una definición de los países latinoamericanos y del caribe.  

Sexto: Con todo lo anterior, la CELAC está muy lejos de poder sustituir a la OEA como algunos líderes latinoamericanos proponían semanas atrás al descalificar a Luis Almagro. Definitivamente, no se está en el camino para una mayor integración porque existen puntos de desacuerdo muy importantes y porque también es al margen de la participación de Estados Unidos y Canadá.   

Séptimo: Finalmente, el presidente López Obrador puede tener muchas iniciativas respecto a los pueblos latinoamericanos, pero llevando como principales aliados a Cuba y Venezuela no llegará muy lejos. En esta ocasión, la mayor parte de ellos accedieron, pero podrían hacer lo mismo que Brasil que no estuvo presente.  

La VI Cumbre de la CELAC podrá ser promocionada como un éxito, pero tal vez no significará un mayor avance para la región.  

 

Dejar un comentario.