SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Profesionistas exitosos, reconocidos, ricos, pero ¿con valores?

Por 9 enero, 2019noviembre 26th, 2019Voces UNIVA

Mtro. Óscar Jiménez Mayorga, Docente UNIVA • Plantel Guadalajara

 

Decía el militar, político y estadista británico Sir Winston Churchill: «El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles sino importantes».

Partiendo de la cita, me gustaría iniciar una reflexión a propósito de las diferentes realidades que estamos observando a nivel local, nacional y global. Observamos panoramas desalentadores como un marcado individualismo en el que primero soy yo, después yo y al último yo. Trabajamos con un modelo basado en competencias, sin embargo, no logramos entender qué significa laborar bajo este modelo, trayendo como consecuencia que se deje de lado a la persona, su dignidad e importancia. Esta época nos va presentando que el objetivo primordial de la humanidad es la de alcanzar la felicidad teniendo a nuestra disposición recursos materiales y económicos abundantes, sin detenerse a pensar en el de al lado, ese paisano, ese migrante… ese prójimo.

Lo anterior nos trae como consecuencia una cascada interminable de eventos desafortunados como el odio, la xenofobia, la envidia, robos, secuestros, etc. Es más que evidente la carencia de valores y de las buenas costumbres que en antaño caracterizaban a las familias y a las diferentes culturas. Ya no se trabaja sobre el ayudar al otro, el compartir; ya lo mencionaba hace algunos años la filósofa española Adela Cortina cuando hablaba de la aporofobia (miedo y/o fobia a las personas pobres o desfavorecidas): “no te doy, no te ayudo, no te veo porque pierdo lo mucho o lo poco que tengo”. Observemos detenidamente la situación de Europa, e inclusive de nuestro México, con la cuestión de los desplazados y/o de las caravanas: es el más claro ejemplo de la carencia de estos valores, dejando de lado la forma de ingreso a las diferentes naciones.

Como una forma de contrarrestar la inercia negativa, las instituciones educativas y algunos gobiernos, están tratando de retomar la formación en valores, que es lo que ayudará con el paso del tiempo a “sacar el barco global a flote”. Ya lo decía en el año 2015 la canciller alemana Angela Merkel: “los europeos deberían de tener el valor de volver a la iglesia y a la biblia”, y no lo decía por el hecho de imponer la religión a los demás, sino en el contexto de que, redescubriendo lo que son los textos sagrados y los valores que están implícitos en la doctrina predicada por Cristo, todos trabajaríamos por mejorar a la sociedad, no sólo en Europa también a nivel global.

Dejar un comentario.