SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Pásele a sus tacos de cáncer

Por 31 enero, 2019noviembre 26th, 2019Voces UNIVA

Mtra. Liliana Arechavala • Docente Plantel Guadalajara

 

“Pásele güerito, ¿se los damos de cáncer de piel, los prefiere de ojo con cataratas, o de alteración en el sistema inmunológico? ¿Con cebolla y cilantro?, ¿Le ponemos salsita?…

Frecuentemente nos quejamos del calor, del frío, de los repentinos cambios climáticos y nos sentimos enfadados por ello. ¿Y qué estás haciendo tú para evitar tu incomodidad?

En Jalisco se recolectan al día alrededor de 7,000 toneladas de basura de la cuales 1,500 son Unicel. De acuerdo a la información de la Secretaría del Medio Ambiente, la recolección de residuos contaminantes como el Unicel proviene principalmente de viviendas, edificios de oficinas, calles, avenidas, parques y jardines; esto quiere decir que por persona aproximadamente desechamos 770 gramos de poliestireno al día, y solo como dato, un plato mediano de Unicel pesa en promedio 11 gramos.

El problema no es el plato, no es el vaso o el contenedor desechable que tiramos en un bote de basura cuando lo desocupamos, el problema viene justo después de deshacernos de él. ¿Sabías que un vaso o un plato de Unicel pueden tardar hasta 100 años para degradarse y que en el ínter está afectando al ecosistema?

Cuantas veces has estado en una playa, en un río, en el campo y te has encontrado con piezas de ese material incrustadas en un árbol o flotando en el agua. Y para no ir muy lejos, ¿te has quedado varado en medio de una inundación en la ciudad sin poder cruzar una calle, o sin poder avanzar?, la razón puede ser muy probablemente el exceso de basura rígida atorada en una alcantarilla.

El final de los contenedores desechables en la basura es el mejor de los escenarios, en repetidas ocasiones estos desechos blancos llegan a ecosistemas marinos y se convierten en alimento de animales y plantas.

Ok, me queda claro, no nos importa el ecosistema porque nosotros vamos de paso en la tierra, y, ¿cuánto tiempo quieres vivir tú en ella?…

Insisto, el mejor de los escenarios de este material es la basura; el punto se torna grave cuando comprendemos que afecta directamente nuestra salud al consumir alimentos calientes en estos contenedores. Ojo: el unicel es un componente de poliestireno que se extrae directamente del petróleo y que al entrar en calor con los alimentos despide una dioxina que va directamente a tú sistema inmunológico; cabe destacar que las dioxinas son cancerígenas, mutagénicas, persistentes, bioacumulables, tóxicas y volátiles; se transmiten mediante la cadena alimenticia en la que el ser humano está al final, por lo que recibe concentraciones más altas.

Las consecuencias en la salud humana, animal y vegetal son muy graves. En el humano está la aparición de algunos tipos de cáncer en la piel, cataratas y cambios en el sistema inmunológico. ¿Si cachas?, esta dioxina es carcinógena y altamente tóxica para el ser humano, perjudica al sistema inmunológico y altera el sistema hormonal…. Que feo.

¿Qué hacer?

Antes que nada piensa en ti y créelo, esos tacos buenísimos o esa sopa caliente en un contenedor de unicel está dotando de dioxinas tu sistema inmunológico; es un hecho comprobado, y que dependiendo de tu cuerpo a mediano o largo plazo puedes tener alteraciones drásticas en tu salud. Que muera el unicel, no tú.

Evita en la medida de lo posible la compra de productos hechos de poliestireno (unicel), lleva tu taza, tu termo, y tus platos a tu lugar de trabajo o escuela.

Si vas a comer en la calle, pide que tus alimentos no te los sirvan en platos de ese material, y de paso ayuda al comerciante a cambiar el hábito, infórmale de los daños e invítalo a cuidar la salud de sus clientes, de cualquier forma vas a platicar con él.

Y si ya no tienes otra opción más que la de utilizar desechables intenta que sean de cartón o biodegradables, si, si son más caros, pero no seas codo, ¿cuánto vale tu salud?

Y ya si de plano llega a ti un contenedor de unicel, trata de reutilizarlo, no lo tires, guárdalo, lávalo y re úsalo antes de mandarlo a la basura y piensa: ¿Qué estoy haciendo yo por mí y por mi planeta?, recuerda que informar a la sociedad sobre algo que afecta a su salud es una forma de vivir, no solo de existir.

¿Con cilantro y cebollita seño?

Dejar un comentario.