SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Egresar, aprender y lograr

Por 23 mayo, 2019diciembre 3rd, 2019Lideres de opinión, Voces UNIVA

Mtra. Liliana Arechavala • Docente Plantel Guadalajara

Esto pretende ser un consejo para ti que estás terminando una carrera profesional.

Se solicita Licenciado en Comunicación, Publicidad o similar, mínimo 1 año de experiencia, con habilidades en desarrollo de contenidos, creatividad, estrategia comunicacional, y diseño gráfico. Indispensable el manejo de softwares adobe, y paquete office. Dominio del inglés. Buscamos gente afable con ganas de trabajar en ambiente cordial y que le guste la yoga. Soltero de preferencia entre 22 y 25 años.

Sueldo base $5,000.00 mensuales de acuerdo a aptitudes…

¿Cuántas veces nos hemos topado con ofertas de trabajo con estas características?

Y nos enojamos, ¿no? Y pensamos: ¡Que abuso! ¿No querrán que también les cuidemos al niño y le lavemos el coche?

Es correcto, un empresario siempre va a querer que tengas disposición. Y no se trata estrictamente de un abuso (aunque hay muchos que si abusan).

“La posibilidad de crecimiento, desarrollo profesional y apertura a las nuevas ideas son algunas de las condiciones laborales que buscan los recién egresados universitarios en las empresas. Este grupo de jóvenes, mejor conocidos como millennials, buscan líderes y compañías con alto impacto social y económico en su país, que además de ser flexibles, les permitan obtener un balance entre su vida privada y su crecimiento laboral. Lo cierto es que en su afán por encontrar el trabajo ideal, muchos jóvenes saltan de un empleo a otro, sin desarrollar su talento potencial, lo que genera pérdidas económicas y de capital humano para las empresas” (Revista Forbes. Febrero 2018).

La generación de milénnicos y centénnicos se topa hoy con una gran barrera laboral que yo llamaría etapa de ajuste y aprendizaje, en la cual hay menos disposición por parte de los chavos a aprender que de los empresarios a enseñar.

En esta etapa, tanto empresarios como recién egresados, deben aliarse en entendimiento para pensar que ni uno está abusando, ni el otro está siendo abusado.

Cuándo un recién egresado termina la carrera se siente finalmente seguro de que tiene las bases para enfrentarse al mundo laboral de la industria seleccionada. Mientras tanto, en la industria las cosas ya están caminando y no pueden esperar y arriesgar a que el recién egresado aprenda, y sin embargo el 78% de la empresas en México buscan contratar recién egresados y no encuentran.

Las condiciones pueden parecer abusivas en muchos casos, pero por qué no pensar en que lejos de ser un abuso es una oportunidad de desempeño para personas que no han probado el mundo de los negocios y que están en proceso de aprendizaje en una segunda escuela a la que llegan becados, porque reciben un sueldo mientras aprenden.

Muchas veces observamos a generaciones completas retraídas y sin empleo formal, trabajado de freelance durante años enteros haciendo home office, o coffe office o park office. Desgraciadamente el trabajo de freelanceo no es considerando como experiencia laboral y aunque sí suma en aprendizaje, no es comprobable y por lo tanto no se convierte en confiable para las empresas que buscan a alguien con “experiencia”.

La presente no es una invitación a que permitas la tortura en tu proceso de recolectar experiencia laboral, es una invitación a la reflexión:

¿Por qué pagan tan poquito? Porque sabes poquito.

¿Por qué exigen tanto? Porque no pueden esperar a que aprendas, y les urge que tu trabajo lo hagas bien en el menor tiempo posible. Recuerda que las empresas ya estaban consolidas mucho antes de que tú pensaras siquiera en estudiar esa carrera y eso te conviene a ti más que a nadie, te enfrentas a la oportunidad de conocer algo que ya está hecho, es subirte a un barco que ya va navegando y tú debes remar para que siga adelante.

¿Por qué me exigen un horario? Porque la industria en este país tiene horarios.

¿Por qué tengo que demostrar que sé? Porque no te conocen.

Aquí el punto es ver las cosas desde una perspectiva de aprendizaje y oportunidad, no de abuso. Y si bien se requerirá de un esfuerzo intenso de tu parte y deberás hacer frecuentemente un llamado a la resistencia, bien valdrá la pena porque finalmente estás tejiendo el futuro de tu carrera.

En la vida profesional la cosa es así: Primero aprendes, después demuestras y luego exiges.

¡Ánimo, todos podemos!

Dejar un comentario.