Skip to main content

Semana Mayor del año 2022

Por 26 abril, 2022Tendencias

Cristina González Martínez · Alumni de la Licenciatura en Filosofía UNIVA Online

 

Ha concluido la Semana Santa, para muchos será el término de unas merecidas vacaciones, para otros el resurgimiento de sus negocios, que habiendo sobrevivido a la pandemia, comienzan a recuperarse.

Sin embargo, y por encima de todo esto, ¿qué nos deja la Semana Mayor de este año 2022, durante la cual hemos recordado la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo? ¿Realmente lo hemos recordado, es Jesucristo parte de nuestra historia, de nuestra vida?

J.R.R. Tolkien, autor de la famosa obra “El Señor de los anillos”, en una carta escrita a su hijo, le responde a la pregunta de si realmente existió Jesucristo, de si realmente es Dios:

 

… se necesita una sorprendente voluntad de no creer para suponer que Jesús nunca existió y que no dejó las palabras que se le atribuyen, pues son imposibles de inventar por cualquier otro ser en el mundo, “antes de que Abraham existiera, Yo soy” y “el que me ve a mí, ve al Padre”, la única alternativa a la verdad de Cristo -agrega el autor- es que se trata de un caso de megalomanía demente y fraude gigantesco, ¿podría en tal caso, sin embargo, resistir veinte siglos de feroz crítica histórica y filosófica y producir los frutos que ha producido?

 

Hoy se va más allá de Pilato, hay quien se atreve a decir que es inútil plantearse qué es la verdad, puesto que la verdad es inexistente, todo es relativo, nada es cierto.

Contemplamos en nuestros días, generaciones con vidas desperdiciadas, pero lo más grave es la vida de ese hombre concreto que no cree que hay un Dios y que su Yo está antes que ese Dios.

Jesucristo es la respuesta a la inmanencia y a la desesperanza del hombre del siglo XXI que carga con una vida sin raíces históricas, ni religiosas, es la respuesta para jóvenes que ya no aman la vida y ya no quieren transmitirla, ya no quieren tener hijos, los abortan o los sustituyen por mascotas.

La resurrección de Cristo se yergue por encima del dolor de su pasión y su muerte; es la respuesta plena de esperanza para esta humanidad que ha sufrido en el último siglo y hasta nuestros días, el horror de genocidios y guerras fratricidas, la impotencia y el dolor de epidemias y una pandemia mundial.

De nosotros depende recoger el fruto maduro de esta Semana Santa: la resurrección de Jesucristo como garantía plena del triunfo de la vida y de la esperanza.

expresionrd

Author expresionrd

More posts by expresionrd

Dejar un comentario.