SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

¡Que se vaya Nicolás!

Por 28 enero, 2019noviembre 26th, 2019Voces UNIVA

Mtro. Jorge Antonio Llamas Navarro • Docente UNIVA Plantel Guadalajara

 

La pesadilla que padecemos quienes habitamos esta urbe para abastecer gasolina, la viven diariamente los venezolanos para obtener alimento y bienes como pasta de dientes, toallas y papel sanitario. A principios de los años 80 del siglo pasado, Venezuela tenía el ingreso per cápita más alto de América Latina. En 1970 el ingreso de un venezolano era de US$1,072 anuales y el de Corea del Sur era de US$158. Hoy, paradójicamente, existen grupos en redes sociales para conseguir lo más básico: pañales, medicamento para diabéticos, refacciones para auto, etcétera.

La abrupta caída de los petroprecios en 2015 fue el detonante de una de las mayores crisis humanitarias de la región. De acuerdo con Paravisini, de un ingreso petrolero de US$40,000 millones en 2014, pasó a US$12,000 millones en 2015. En marzo de 2012 el precio internacional del barril de petróleo era de US$122 (OPEP), en enero de 2015 era de US$44 y se mantuvo por debajo de los US$70 hasta junio de 2018. Las exportaciones de petróleo crudo rondan el 70% del comercio de los venezolanos. Desde la caída de los petroprecios, los problemas para la economía no han cesado y el autoritarismo del gobierno de Maduro se ha incrementado.

En la madrugada del 21 de enero de 2019 unos militares inconformes con el gobierno venezolano se amotinaron en la 43a Zona Militar, iniciando así una serie de protestas y manifestaciones sociales. El 23 de enero el presidente de la Asamblea Nacional (unicameral) se proclamó presidente interino con el respaldo de los sectores de oposición, del gobierno de Estados Unidos y de la mayor parte de los gobiernos de América. Los sectores antichavistas han salido a las calles a exigir la renuncia de Maduro, pero aún es difícil vaticinar el desenlace de la coyuntura venezolana. Maduro ya no cuenta con los petrodólares que apoyaron amplios programas sociales.

En 1999 Chávez capitalizó el malestar con el bipartidismo imperante. En el ciclo de Polibio, siempre a la democracia le sucede la oclocracia, una alternancia de constituciones buenas y malas, en la cual, a la constitución buena le sigue otra menos buena que la anterior y la a la mala, la siguiente es más mala o peor que la precedente. Oclocracia significa el gobierno brutal de la plebe, de la muchedumbre o de la masa, que al final reencuentra a un amo y monarca.

Dejar un comentario.