SEDES
Ags Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

Pbro. Lic. Armando González Escoto • Director de Publicaciones del Sistema UNIVA

 

Era costumbre azteca, cuando capturaban a un guerrero tlaxcalteca, atarle tanto una pierna como un brazo y ponerlo a luchar con otros tres guerreros, se trataba de un combate desigual por más que alguna oportunidad le dieran al darle armas para combatir y defenderse.

Atados por la corrupción, la ineptitud, y la burocracia, y luchando con tres epidemias, así se ve nuestro panorama, hasta no saber de qué manera una epidemia oculta a la otra y distrae nuestra atención de aquella que puede y de hecho es mucho más letal que la que miramos en primera plana. ¿Y qué epidemias son éstas? La delincuencia, el Covid-19 y el dengue.

Durante las pasadas semanas, solamente en el Estado de Michoacán se dieron estos hechos: bloqueos y quema de vehículos en carretera, en Cuatro Caminos y Gambarra; en el Aguaje, trece policías acribillados, con balaceras continuadas hasta el presente entre los grupos rivales; multihomicidio en el rancho de la Huerta, con más de dieciocho personas asesinadas, y familias enteras huyendo de noche y a pie entre cerros y barrancas; poblaciones aisladas que no pueden recibir suministro de gasolina ni de gas, pueblos abandonados; en Coalcoman, dieciocho personas “levantadas”, y en lo cotidiano, extorsiones, cobro de piso, secuestro, y sobre todo, un enorme miedo.

¿Cuándo, el secretario respectivo, informará a la nación sobre el avance de este virus llamado delincuencia organizada? ¿Cuándo veremos las gráficas que nos muestren la forma en que sigue expandiéndose por todo el país el delito, y desde luego, la gráfica que muestre los avances del gobierno en la lucha contra el crimen?

En cierto modo para las autoridades legalmente establecidas, la pandemia del coronavirus es un verdadero respiro mediático, toda la nación está atenta y observando al doctor Gatell con sus idas y venidas, con sus previsiones casi al estilo de las financieras y las meteorológicas, en que una parte se les va en decir lo que va a pasar y la otra en explicar por qué no pasó. Un respiro y una densa y oportuna cortina de humo, mientras la gente ya no sabe ni a que santo acudir ni de que epidemia cuidarse.

Es una excelente noticia que el gobierno esté invirtiendo en la búsqueda de una vacuna para el coronavirus, visto que la vacuna contra la delincuencia tenemos veinte años de no encontrarla, al punto que se ha vuelto endémica y aleatoria, lo mismo calienta una región que enfría otra, para de nuevo activarla de un lado al otro del país.

En Jalisco, a la epidemia del coronavirus y de la delincuencia, que tampoco cesa, se añade la epidemia del dengue, cuyo registro sigue en aumento, ojalá que la misma entrega y agresividad que se ha visto en las autoridades para contener al Covid-19 se mantenga en lo que mira a esta importante guerra en la que nos hallamos inmersos y que debe ganar la ciudadanía lo mismo contra el dengue que contra la delincuencia.

 

Dejar un comentario.

Leave us your information to get in touch with you

https://www.youtube.com/embed/ZVtO9ZXTW24