WhatsApp widget
SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Las aportaciones sociales y culturales de las narrativas

Brenda González Gutiérrez • Alumna de la Licenciatura en Psicología UNIVA

 

La sociedad es un sistema complejo formado por grupos de individuos que coexisten en un ambiente. Este gran grupo puede dividirse en distintos y pequeños agrupamientos de personas, a los cuales se les suele denominar comunidades, que comparten ideologías y estas a su vez tienen relaciones tanto internas, entre los miembros del grupo, como externas, entre los diversos grupos.

La cultura engloba las creaciones que hacen las sociedades y son difundidas entre individuos y grupos como una manera de compartir la experiencia personal y/o grupal.

Las narrativas son las historias que se usan para contar hechos, ya sean reales o de ficción, que tienen un gran impacto en la sociedad. Existen diversos tipos de narrativas como lo son el cuento, el mito, producciones audiovisuales, novelas, entre otras.

¿Cómo influyen las narrativas en la cultura y sociedad?La narrativa, al ser una manera de expresión, influye en la manera en la que pensamos, ya que, a nosotros mismos que escribimos o contamos una historia, nos ayuda a organizar nuestros pensamientos y dirigirlos hacia una meta final; cada que nos expresamos estamos compartiendo un pedazo de nuestra personalidad y de nuestra historia de vida, con lo cual otras personas se pueden identificar o pueden empatizar con el autor y llegar a comprender de manera integral las dimensiones de una persona.

Al ser compartido un pedazo de conocimiento personal con otros individuos, ellos adquieren la información y la internalizan de la forma en que la comprenden y pueden captar lo que el autor de la obra dice. Asimismo, aprenden nuevos conceptos que integran a sus vidas y difunden de manera indirecta un mensaje al actuar de cierta manera, además ellos también pueden recomendar la narrativa y más personas entran en contacto con el autor.

Lo descrito anteriormente es una manera bastante simplificada de cómo se difunden las narrativas, pero no es exclusivamente la única. En algunas comunidades, sobre todo indígenas o de creencias marcadas, pueden tener ciertas historias como guías de vida, compartiendo entre los miembros las enseñanzas adquiridas y viviendo en su propio orden social que les da paz y estabilidad. Un ejemplo, sin irme tan lejos, es la religión; las personas basan sus vidas en lo que un libro sagrado dice, existen en diversas religiones y comparten las enseñanzas de este de manera social, como podrían ser las misas de la religión católica.

Si nos ponemos a analizar, este es un patrón social que se da desde los inicios de la humanidad, desde que desarrollamos un sistema por medio del cual podemos relacionarnos y tener contacto con los demás. Este se llama sistema límbico y es resultado de la evolución por el contacto entre individuos que mejoran su supervivencia al relacionarse entre personas.

Lo que me llama la atención es que, para estudiar estos fenómenos es preciso analizar e investigar a profundidad desde diversas disciplinas; podría comenzarse a investigar por la Lingüística, el análisis de la narrativa y la semiótica de este. También se puede analizar desde el Psicoanálisis, teniendo la perspectiva de autores como Carl G. Jung -quien estudió cómo los arquetipos se representan en las narrativas- y Bruno Bettleheim, autor del libro “Psicoanálisis de los cuentos de hadas”. Otra rama que puede estudiar este fenómeno es la Psicología Social cuyo objetivo es conocer cómo las personas necesitan tanto de ideologías, como de compartirlas entre su círculo social para identificarse y convivir en un grupo en el que se sientan parte. Por último, me gustaría mencionar que también se puede tener como trasfondo a la Psicología Evolutiva, ya que sin entender de dónde provienen las estructuras cerebrales que han sido descifradas en los últimos tiempos, no podríamos comprender completamente por qué actuamos de la manera en que lo hacemos.

Las narrativas son sin dudarlo un tema complejo que impacta de manera directa e indirecta a la sociedad; no podemos tener narrativas sin que exista un impacto en los individuos, ya que, por lo menos, marcan al autor de la obra. Debemos comprender la importancia social que tienen las historias y como sin ellas perderíamos mucho conocimiento valioso que nos aportan para vivir nuestra vida como la conocemos.

Escribir y compartir conocimiento es una forma de convivir, aprender y vivir plenamente.

 

Dejar un comentario.