SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

Precios en México: Una oportunidad

Mtro. Luis Gonzalo Hernández Camacho Docente de Ciencias Económico-Administrativas y Negocios Internacionales, UNIVA Plantel Guadalajara

 

El comportamiento presente de los precios en México favorece a toda la economía. Primero, a los consumidores y segundo, a los inversionistas. Los resultados de la tasa de inflación (principal indicador con el que medimos el aumento generalizado de los precios en una economía) muestra el siguiente comportamiento:

 

Tasa de inflación en México

Periodo (diciembre-octubre) %
2017- 2018 3.22
2018-2019 1.44

Fuente: Elaborado con base en datos de INEGI.

 

Como se observa, la tasa de inflación del periodo más reciente es favorable en forma notable. Pero no solo tiene ventajas para el consumidor, también es conveniente para todos los actores económicos de nuestra sociedad, entre los cuales se encuentran los inversionistas. Un mayor crecimiento de nuestra economía se logra al aumentar la inversión pública y privada. En el momento reciente, se puede aprovechar el comportamiento de los precios para aumentar la inversión.

Nos referimos en primer lugar a los consumidores, porque todos somos consumidores. Cuando la inflación es moderada, todos no beneficiamos. Las familias pueden programar con anticipación sus gastos en: vivienda, salud, educación, recreación y alimentación. Las amas de casa no sufren tanto para estirar el ingreso que se destina al gasto familiar y los padres de familia pueden destinar una parte (aún mínima) de su ingreso, al ahorro. El impacto real y psicológico no es positivo cuando la inflación alcanza niveles de más de un dígito.

Con respecto a los inversionistas: Las empresas pueden realizar planes y proyectos para su crecimiento y desarrollo. Como todos sabemos, los inversionistas realizan un gran esfuerzo para destinar sus recursos (propios o tomados a préstamo) para generar bienes y servicios que satisfacen las necesidades de todos los consumidores. Ellos no tienen que preocuparse (tanto) por el aumento de los precios de los insumos que necesitan, si la inflación es moderada.

Aunado a lo anterior, podemos afirmar que el gobierno como agente regulador de la actividad económica también obtiene beneficios: El gobierno puede dedicar mayores recursos a la inversión productiva (i.e. obras de infraestructura, gasto en salud, gasto en educación, gasto en ciencia e investigación y gasto en seguridad).

Al inicio comentamos que el comportamiento de los precios en nuestra economía favorece a los consumidores, pero queremos remarcar que también y mucho más, a los inversionistas. En este momento son los inversionistas el foco de atención de la actividad económica. El mensaje que envía el análisis de datos es que pueden aprovechar el momento presente al tener una inflación moderada.

En conclusión: es difícil afirmar con total certeza que la economía va bien, es importante considerar otros elementos complementarios, pero con relación a la inflación nuestra economía está generando las oportunidades que debemos aprovechar, ya que en potencia o de facto: Todos somos inversionistas. Consumidores ya los somos desde que existimos, sigamos avanzando en nuestro crecimiento como inversionistas, para el bien de nuestra economía.

Dejar un comentario.