WhatsApp widget
SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Mtro. Francisco Meza Estrada · Coordinador de la Licenciatura en Derecho UNIVA León

 

En los primeros días de octubre se dio a conocer una investigación periodística a gran escala sobre las riquezas ocultas y la evasión fiscal de personalidades de la política y el espectáculo. Se trató de una de las más grandes filtraciones de documentos que fueron revisados por más de 600 periodistas de 117 países.

¿De qué se trata en síntesis? Se trata de que estas personas emplearon empresas offshore en países considerados “paraísos fiscales” con la intención de mantener oculto su dinero y en algunos casos evitar pagar impuestos en sus países de origen. En los casos más extremos se está hablando de lavado de dinero.

En estos descubrimientos aparecieron involucrados el Rey Abdalá II de Jordania, el presidente Putin de Rusia, Guillermo Lasso de Ecuador, Sebastián Piñeira de Chile, Luis Abinader de República Dominicana. También personalidades del espectáculo como: Shakira, Julio Iglesias, Elton John, por mencionar algunos.

Los diferentes medios y periodistas que han participado en la revisión de los documentos dan cuenta de las personas involucradas en sus respectivos países.

EL CASO DE MÉXICO

Por supuesto, nuestro país no se quedaría fuera de esta revisión. Algunos de los medios que han participado en la revisión y análisis de los documentos filtrados están El País y Quinto Elemento Lab y han dado a conocer que aparecen más de 3 mil mexicanos que han llevado sus fortunas a estas sociedades secretas.

Quinto Elemento Lab clasifica a los mexicanos en 5 cinco categorías: políticos, familiares, empresarios, celebridades y religión. En cada uno de ellos, muestran una pequeña lista de personas conocidas a nivel nacional involucradas con estas empresas offshore.

Entre los políticos destacan: Julio Scherer, Armando Guadiana y Jorge Arganis que han estado en funciones con el gobierno del presidente López Obrador y contradecirían los presupuestos que han venido sosteniendo durante su administración. Se destaca la categoría de familiares, dado que ciertas personas están vinculadas a políticos como Manuel Bartlett, Arturo Montiel, Francisco Labastida y Alfredo del Mazo.

Entre los empresarios se menciona a: Germán Larrea, Alberto Bailléres, la familia Salinas, Olegario Vázquez Raña, Armando Hinojosa, José Antonio Cañedo, por mencionar algunos. En la categoría de religión aparece el nombre de Luis Garza Medina, exvicario general de los Legionarios de Cristo.

Como se ha señalado por los diferentes medios que han dado a conocer la información, el uso de empresas offshore no implica directamente un delito, pero sí existe una responsabilidad ética al tratar de evitar el pago de impuestos. En este sentido, el que aparezcan políticos y familiares de políticos es una contradicción de fondo, reprobable en todos los aspectos.

LA RESPUESTA DEL ESTADO MEXICANO

Las autoridades mexicanas respondieron a estas revelaciones, a través de Santiago Nieto Castillo que en un texto publicado en el periódico La Jornada señaló: “Todas las autoridades competentes debemos de actuar de inmediato, y analizar a todos los involucrados, sin importar el grupo político”; no obstante, más adelante matiza su afirmación diciendo: “siendo imposible analizar más de 3 mil personas involucradas en nuestro país, la investigación se enfocará en las personas políticamente expuestas a partir de los resultados que arroje el modelo de riesgo”.

Es difícil de leer, pero no va a sorprender: ese análisis no llevará aclarar la situación de las personas señaladas en los Pandora Papers y con el paso del tiempo, poco a poco, iremos olvidando los nombres y las caras. Tal vez, puede ser retomado en un discurso político o campaña, para tratar de desprestigiar a alguien, pero no llegará a trascender.

TRISTE REALIDAD

Pues todo un escándalo los Pandora Papers, pero el Estado mexicano sigue siendo débil para evitar que se realicen este tipo de estrategias, castigar a quien incurra en evasión fiscal y hasta lavado de dinero. Más con un gobierno que en el discurso tiene como prioridad acabar con todas estas prácticas. Mientras, una clase media cautiva fiscalmente sucumbe ante un bajo crecimiento, al margen de los programas sociales y sin alternativa ante una carga fiscal año con año.

Algo se ha hecho mal, algo se sigue haciendo mal para cambiar esta realidad en nuestro país.

 

 

 

Comunicación Sistema UNIVA

Author Comunicación Sistema UNIVA

More posts by Comunicación Sistema UNIVA

Dejar un comentario.