SEDES
Ags Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

Category

Convocatorias

Se realiza la 3.ª Sesión del Encuentro de Buenas Prácticas ODUCAL 2> Por | Convocatorias | Sin comentarios

El pasado miércoles 1 de julio se realizó la Tercera Sesión del Encuentro de Buenas Prácticas de la Organización de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe (ODUCAL). Evento virtual efectuado bajo la temática “Una oportunidad de diálogo y reconocimiento de experiencias de las universidades católicas en la coyuntura actual”. La sesión contó con la participación de académicos de 11 instituciones educativas distintas, quienes expusieron diferentes temáticas relacionadas al eje central de la reunión.

El orden del día comenzó con los mensajes de inauguración del Pbro. Lic. Francisco Ramírez Yáñez, rector de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA, México) y presidente de la ODUCAL, y del Dr. Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica (Chile).

La primera intervención corrió a cargo del Dr. Daniel Eduardo García Suárez, jefe de la Oficina de Fomento de la Responsabilidad Social Universitaria Pontificia Universidad Javeriana (PUJ, Colombia), con el tema “Prácticas sociales en el marco del aislamiento preventivo en la PUJ”.

Posteriormente el tema “Plataforma de Innovación Social”, por Emilio Ricci, director del Proyecto Innovación Social Universidad Católica del Norte (UCN, Chile).

Enseguida, Luz Marina Rodas Chamorro, representante de la Universidad Católica de Oriente (UCO, Colombia) expuso el tema “Maratón radial por el territorio: Un espacio de debate, reflexión y apuestas en común para el desarrollo sostenible”.

El director de la Escuela de Ingeniería Comercial Universidad Católica del Maule, Pedro Severino González (Chile) explicó el proyecto de «Directrices para el fortalecimiento de las responsabilidades sociales del estudiante universitario. El caso de Chile y El Salvador».

Por parte de la Universidad Católica de Colombia, Aníbal Hernández Salazar expuso el tema “Vinculando e integrando las familias en las actividades universitarias a través de la creatividad”.

«Responsabilidad Social en tiempos de cuarentena» fue el título de la participación de Helmer Teófilo Chávez Pérez, director de Responsabilidad Social de la Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote (ULADECH, Perú).

La intervención de José Ramón Barreiro Iglesias, director de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle (México), se centró en el tema de “La Universidad como agente de cambio ante los retos de la pandemia: Acciones que transforman”.

Continuó con las participaciones el R. P. José Hipólito Purizaca Sernaqué, director de Responsabilidad Social Universitaria de la Universidad Católica de Trujillo, (Perú) con el tema de «Proyectos de Responsabilidad Social Multidisciplinarios frente al COVID-19 en zonas vulnerables”.

Finalizó la sesión Lina Marcela Flórez Loaiza, coordinadora Emprende de la Universidad Católica de Manizales (UCM, Colombia) y líder de Mesa Económica SUMA, bajo el tema «Mesa Económica Sistema Universitario Manizales (SUMA)».

El Encuentro de Buenas Prácticas, en su tercera edición, tuvo una duración aproximada de dos horas, en la que las universidades pertenecientes a ODUCAL pudieron compartir distintas ópticas en torno a las situaciones actuales en la región de Latinoamérica y el Caribe.

¿Empresarios feministas? 2> Por | Convocatorias | Sin comentarios

Mtro. Ángel Gabriel Orihuela Escobedo Docente Ciencias de la Comunicación, Lenguajes y Multimedia

 

La convocatoria hecha por los grupos feministas para realizar el paro de actividades el 9 de marzo tomó tal fuerza que los empresarios en México calcularon un costo económico de 26 mil millones de pesos.

Esa cantidad es casi tres veces lo que el gobierno de Jalisco afirma que invertirá en construir el Peribús, y es apenas menor al fondo que los diputados proponen para que México le haga frente al Covid-19.

Ante este pronóstico de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, otros organismos empresariales respondieron con rapidez y se sumaron en apoyo a esta iniciativa.

Por ejemplo, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) recomendó permitir la ausencia de las mujeres durante el 9 de marzo, manteniendo goce de sueldo y sin ninguna repercusión.

Pero este presunto apoyo vino con una nota al pie: el sindicato patronal aconsejó a las empresas que no puedas operar sin mujeres que “permitan” que sus trabajadoras se unan al paro mediante el uso del color morado en sus prendas de vestir durante este día. Además, podrían promover alguna plática, taller o acto conmemorativo en el centro de trabajo.

El Consejo Coordinador Empresarial confió también en que las empresas fueran empáticas con las mujeres que hayan decidido participar en el movimiento.

En el estado, la Coparmex local, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco y la Cámara de Comercio de Guadalajara tuvieron posturas similares.

Ahora bien, habría que cuestionar la idea de que las mujeres necesitan permiso para manifestarse por la defensa de sus derechos.

Además, valdría la pena profundizar un poco sobre la responsabilidad de las empresas en la violencia de género. Por ejemplo, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, casi la mitad de las mujeres de 15 años y más han vivido al menos un incidente de violencia. De ellas, más de una quinta parte reportó violencia laboral, que suele ser emocional o sexual.

Al acoso, la discriminación, los exámenes ilegales de embarazo y los códigos de vestimenta desiguales para mujeres y varones, hay que sumar, por supuesto, la brecha salarial.

Según la Organización Internacional del Trabajo, los hombres en México ganan, en promedio, 15.6 por ciento más que las mujeres. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos señala que esta brecha en el país es superior a la media de este club de naciones ricas.

Y, de acuerdo con un reporte del Foro Económico Mundial, la humanidad tardará 100 años en cerrar la brecha de género.

Así que ojalá el discurso empresarial no quede tan sólo en palabras y se atiendan las consignas del movimiento feminista, tal y como lo expresó la propia Coparmex: “expresamos nuestro compromiso para atender nuestra responsabilidad en la empresa. El reclamo y la exigencia que, a través del silencio, se escuchó más fuerte que nunca durante el Paro Nacional #UnDíaSinMujeres #UnDíaSinNosotras…, es un llamado urgente al que todos, como sociedad, debemos atender”.

Que sea de verdad.

Que el privilegio no nos nuble la empatía 2> Por | Convocatorias | Sin comentarios

María Fernanda Ibarra Gil Alumni UNIVA Plantel Guadalajara, Licenciatura en Ciencias de la Comunicación

 

Vivir en una situación privilegiada, es uno de los principales factores que nos insensibiliza ante la violencia de género que enfrentamos las mujeres en México. Una situación privilegiada nos impide visibilizar, entender los orígenes y las consecuencias de la violencia hacia la mujer en la mayoría de los casos; producto de la búsqueda constante de la autogratificación.

Desde tiempos inmemoriales la mujer ha recorrido un camino turbulento para posicionarse y obtener igualdad de oportunidades. En la actualidad y ante las circunstancias violentas a las que aún nos enfrentamos, la pregunta es, ¿por qué debemos callar?

El pasado 8 de marzo, -fecha en la que como cada año se conmemora el Día Internacional de la Mujer-, fui participe del clamor unísono de la sororidad, la cual, estaba conformada por tan solo un pequeño porcentaje del total de las víctimas que han sufrido violencia de género en México.

Aclarando, que cuando hablo de víctimas no me refiero solamente a aquellas quiénes han perdido la vida, sino a la sociedad, las familias. Pues, son los hijos huérfanos quienes vivirán marcados por la ausencia de sus madres; los padres exigiendo justicia ante un sistema que deja miles de casos inconclusos, contando con una extensa e interminable lista, en la que día a día, son más mujeres las que se le suman, desgraciadamente.

Entendamos de una vez por todas que no somos solamente las mujeres quienes sufrimos las consecuencias de dicha violencia, es la sociedad, somos todos. Seamos conscientes de que las marchas y las conmemoraciones no generan impacto desde su mero acaecer, sino desde la conciencia de su trasfondo.

Aclaremos, también, que en esta lucha no se busca desprestigiar ni vilipendiar al género opuesto como fin último o a ultranza. Por último, les invito a analizar desde una postura crítica el movimiento feminista, invitándolos a dejar de verlo como una amenaza hacia los hombres o una lucha interminable entre géneros; pues la violencia, causa de dicho movimiento social, es un problema que directa o indirectamente padecemos todos. Que el ego ni nada nos nuble la empatía.

 

 

Leave us your information to get in touch with you