SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Los escapistas

Por 26 noviembre, 2018noviembre 22nd, 2019Voces UNIVA

Gabriel López Agredano • Alumni Plantel Guadalajara

 

En los días, los guía el sol. En la noche, las estrellas.

No pagan pasaje, y viajan sin pasaporte

y sin llenar formularios de aduana ni de migración.

Los pájaros, los únicos libres en este mundo habitado por prisioneros,

vuelan sin combustible, de polo a polo,

por el rumbo que eligen y a la hora que quieren,

sin pedir permiso a los gobiernos que se creen dueños del cielo.

 

Eduardo Galeano.

 

¿Qué son los gobernantes sin pueblo? Siempre me he planteado esa pregunta al ver lugares completos abatidos por la desolación; o no hay pan o ya no hay quien lo trabaje; el hambre se convierte en catalizador para que cualquiera mueva las piernas y se transforme en algún tipo extraño de Houdini hastiado que escapa, ¡que escapa! sin dejar nota de despedida, sin saber si algún día volverá a ver lo que deja atrás, ya sea porque salir implica no volver o porque la muerte lo espera detrás de una frontera.

Tal cual, cada acto estelar de “David Copperfield” (a pesar de ser una ilusión) conlleva sus riesgos, tan reales como la vida misma, sobre todo si eres el centroamericano que juega a ser un “dreamer” agazapado en la “Bestia” para asaltar la frontera y comerse al mundo, tan clandestino como cualquier ladrón esperando la noche. En pocas palabras, si el el camino se hace al andar como decía Machado, ¿Por qué debiéramos de criminalizar un acto tan sencillo como el de caminar por buscar mejores oportunidades? O ¿Enfrentarte a la muerte de pie termina siendo mejor opción que esperarla de rodillas y con las carencias apuntándote a la cien como una escopeta?

Es muy sencillo que “opinologos” con el ojo puesto tras la mirilla del sniper llamado ordenador, sobre estimulados de notas tendenciosas, (sin fundamentos claros en el tema de una marcha de seres humanos al galope, en búsqueda de la tierra prometida, donde la ilusión lleva por nombre “sueño americano”) juzguen las decisiones de la otredad desde un sillón. El problema de esta situación en las nuevas redes de comunicación es que en este tema parecen más, medios de adoctrinamiento xenófobo que un medio de información objetiva. Parafraseando a Galeano al respecto, ¿Por qué la marcha de migrantes centro americana es tan altisonante y sus gobiernos tan mudos?

¿Por qué nadie ha hablado de las trasnacionales Estadounidenses y la responsabilidad que tienen de esta migración? ¿Por qué nadie cuestiona las acciones gubernamentales de Juan Orlando Hernández y la inflación energética del 18% en el mes de octubre que como efecto domino, termino de hundir al pobre? En cambio, México como pueblo ha respondido con el chaleco moral que Gilberto Bosques llevaba frente a la crisis del holocausto, aun sin responsabilidad directa da margen de movimiento al necesitado, quizá porque en México conocemos la cara de la miseria e históricamente hemos recibido a los escapistas, de Chile, Argentina, España, a judíos, libaneses, sirios; ¿Por qué hoy que refrendamos el humanismo como sociedad, existen voces ciegas que lo cuestionan? La caridad es linda, cálida, efímera y conveniente cuando vemos por debajo del hombro, sin embargo, cuando se combina con la solidaridad podemos caminar juntos… hombro a hombro.

Dejar un comentario.