SEDES
Ags Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

Pbro. Lic. Armando González Escoto • Director de Publicaciones del Sistema UNIVA

 

Cuando algunos autores expresan o insinúan que el virus de la actual pandemia pudiera haber sido creado en laboratorio y dispersado intencionalmente en tales o cuales países, se apoyan en posibilidades, no en probabilidades, en hechos históricos, no en hechos actuales, puesto que no existe todavía constancia.

Desde hace muchos años las grandes potencias del mundo han creado bancos de virus, microbios y bacterias con fines científicos, tienen la capacidad de analizarlos y multiplicarlos, así como de combatirlos hasta ciertos límites; de por sí ni siquiera necesitarían crear uno nuevo si la idea fuese usarlo como arma en contra de tales o cuales regiones, bastaría con manipular los que ya tienen, producto de la naturaleza, todo esto entra dentro del mundo de lo que hoy día es posible.

Históricamente la guerra biológica la iniciaron los musulmanes, por lo menos en el siglo XIV. En efecto, en torno al año 1347 la epidemia de la peste, ya conocida por ellos, se presentó en su campamento mientras sitiaban una fortaleza cristiana en Asia menor, fue ahí que comenzaron a lanzar los cadáveres de los apestados hacia el interior de la fortaleza, la epidemia cundió de inmediato entre los defensores, los que pudieron huyeron a Europa, pero ya llevaban el virus en su cuerpo, con lo cual estalló la llamada peste negra, a partir de Italia, por cuyos puertos entraron los enfermos. Entre 1348 y 1350 la pandemia se cobró la vida de un tercio de los habitantes de Europa, la guerra biológica había comenzado.

En el siglo XIX los soldados norteamericanos en lucha con los indígenas del oeste, les enviaban cobijas usadas por enfermos de viruela con la clara intención de contagiarlos y diezmarlos, sabiendo, además, que los indígenas no tenían anticuerpos frente a esta enfermedad, pues la desconocían.

Con la Primera Guerra Mundial se inauguró la guerra química que causó estragos tan impresionantes que todas las naciones se apresuraron a firmar acuerdos para que dichas armas jamás volviesen a usarse, a no ser como sospecha inventada para justificar la invasión de un país competidor, como fue el caso de la invasión de Irak por Estados Unidos, con el pretexto de que el gobierno irakí fabricaba armas químicas. Estos son hechos históricos.

Es también un hecho que virus y bacterias no dejan de evolucionar sin la ayuda del ser humano, y que así como han ido desarrollando resistencia frente a nuestros medicamentos, lo mismo pueden desarrollarla frente a nuestras vacunas y cualquier protección que se genere, haciéndose cada vez más agresivos y contagiosos, que los gobiernos o los grupos de poder de cualquier clase puedan aprovecharse de ellos del modo que sea para los fines que persiguen, eso es una probabilidad que habría que demostrar de manera fehaciente en cada caso, lo demás es ciencia ficción.

Por lo pronto se ve a todas luces que la pandemia está siendo usado por Estados Unidos y sus aliados de Inglaterra y Francia para recrudecer la guerra perversa que hacen a China.

Dejar un comentario.