Skip to main content

Mtra. Laura O. Robles Sahagún · Coordinadora de Alumni y Bolsa de Trabajo UNIVA Guadalajara

 

Llega el mes de marzo y resulta imposible no hablar acerca del Día Internacional de la Mujer y toda la historia que se ha escrito con relación a la evolución social que hemos tenido las mujeres. Algunas veces hasta con letras de sangre y hay evidencias de ello, quizá más de las que quisiéramos que hubiera.

Definitivamente, me considero una férrea defensora de los derechos de la mujer, para que seamos tratadas en igualdad de circunstancias con los hombres, para que tengamos acceso a las mismas oportunidades, en donde se nos califique bajo los mismos parámetros por nuestra preparación, nuestras habilidades, nuestra experiencia y no solamente en las áreas sociales y humanas del conocimiento, en donde históricamente nos hemos desenvuelto, sino en todas, sin excepción alguna. Que, así como somos evaluadas, también seamos retribuidas sin brechas salariales; que no se nos juzgue o discrimine por el aspecto físico, por raza, preferencias, ideologías y que, al igual que los hombres, todas seamos tratadas con respeto tanto en lo personal como en lo profesional, es un derecho del ser humano.

Por ello, en la búsqueda de sumar, de abrir espacios, de romper barreras, se buscan a esos hombres que sin miedo defiendan el valor de las mujeres; esos quienes, desde ya, contribuyen en la educación de sus hijos, hacia el respeto a las mujeres para no agredir, no lacerar con la mirada, no disminuir ni tampoco violentar en ningún sentido, aquellos que hacen labores de hogar o actividades que no son tradicionales en ellos. Se buscan más hombres que estén dispuestos a competir en igualdad de condiciones por un espacio laboral, a ganar el mismo salario que las mujeres por trabajos iguales. Estoy segura de que todas tenemos a alguno o a algunos amigos, padres, hermanos, parejas, novios o primos, que están dispuestos y que nos apoyan en todo lo que emprendemos o lo que nos sucede.

Necesitamos más hombres así, que se sumen al esfuerzo que día a día asumimos millones de mujeres en el mundo, para que se invisibilicen y se debiliten aquellos que se consideran superiores a las mujeres, que agreden y que dañan. Necesitamos más hombres dispuestos a vivir en igualdad de circunstancias en que las mujeres vivimos. Que sean empáticos ante las diferencias que nos distinguen por género. Que se sumen en el día a día, con actos significativos, a la igualdad de género, al respeto y a la no violencia contra las mujeres.

Las mujeres seguimos teniendo muchos retos por vencer, hemos demostrado que somos fuertes, somos creadoras, somos un gran soporte a la sociedad, a la economía, a la investigación, a la política, en donde nos paramos dejamos huella de voluntad, de fortaleza, de decisión y aún podemos crecer más. Necesitamos ser sororarias e impulsarnos las unas a las otras. Aún nos queda camino por recorrer y, estoy segura, muchos logros por obtener. Los hombres pueden hacer la diferencia dando el justo valor a lo que las mujeres hacemos, somos y aportamos.

 

 

Publicado en La Crónica de Hoy Jalisco del viernes, 04 de marzo de 2022.

Comunicación Sistema UNIVA

Author Comunicación Sistema UNIVA

More posts by Comunicación Sistema UNIVA

Dejar un comentario.