Skip to main content

Laura O. Robles Sahagún · Coordinadora de Alumni y Bolsa de Trabajo UNIVA Guadalajara

 

Innumerables ocasiones hemos escuchado a personas diciendo “siempre se ha hecho así y ha funcionado”. No me atrevería a decir si esta actitud es producto del conformismo, de no medir los resultados o de no educar para la innovación.

Hacer lo mismo durante muchos años no puede ser, bajo ninguna circunstancia, algo bueno ni para quien lo hace ni para quien se hace. Hacer lo mismo no significa que esté bien hecho. Siempre hay que buscar la actualización e innovación.

Innovación, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española, significa crear o modificar un producto e introducirlo en el mercado. Tengamos cuidado, no significa lo mismo ser creativo que innovador, la creatividad la podemos entender como el proceso de creación de un producto, de un servicio o incluso de una metodología, mientras que innovar conlleva que esos procesos creados, se puedan implementar en un modelo de negocios.

Si correlacionamos estos términos en el trabajo de las personas, podemos determinarlos como upskilling que nos ayudan a actualizarnos en lo que estamos haciendo actualmente y reskilling que es redireccionarnos y cambiar en una nueva área o giro del empleo.

Sí, en efecto, estamos hablando de la tan conocida frase “renovarse o morir”. El ciclo de vida de un producto: desarrollo, introducción, crecimiento, madurez y declive, también aplica para las personas, los negocios y las organizaciones. Si una empresa no se ocupa de que sus colaboradores se capaciten acorde a las tendencias del mercado, tendrá personas que no creen ni innoven y la principal afectada será precisamente la empresa.

Las formas de trabajo definitivamente han evolucionado, para muchos jóvenes quizá ya no es relevante el hacer carrera dentro de una organización, eso los obliga aun más a estar actualizados en los diferentes mercados, incluso los globales, para mantenerse activos y ser cotizados en el mercado laboral, recordemos que la competencia es mayúscula y solamente destacan los que tienen elementos diferenciadores que les da ventaja sobre los demás.

Aquellas personas que aún existen, que sí piensan en jubilarse de una misma institución, que no tienen planes de cambiarse o de verse involucrados en la problemática búsqueda de trabajo, tienen el deber moral de recompensarle a su organización con capacitación, actualización, creatividad e innovación, solo así podrán decir que tienen bien puesta la camiseta.

Por donde se vea, la costumbre destruye, hasta me atrevería a afirmar que es la principal inspiración del aburrimiento, el tedio y la baja productividad. Los seres humanos no somos máquinas repetitivas, tenemos la posibilidad de seguir creciendo, aprendiendo, desarrollar, crear, innovar, y, a través de esto, encontrar un poquito de alimento en las ganas de vivir, porque de verdad que es satisfactorio atreverse a ser mejor, a aportar y a ser vanguardista.

 

Publicado en La Crónica de Hoy Jalisco del viernes, 22 de julio de 2022.

Comunicación Sistema UNIVA

Author Comunicación Sistema UNIVA

More posts by Comunicación Sistema UNIVA

Dejar un comentario.