Skip to main content

Soul, una animación poética sobre el más allá

Por 19 octubre, 2021Líderes de Opinión

Dr. Fabián Acosta Rico • Docente-Investigador UNIVA

 

El genio detrás de la película de Soul es el director y guionista Pete Docter conocido por ser el creador de historias tan fantásticas de Disney-Pixar como Monsters Inc., Intensamente, Wall-E, Toy Story I y II… La compañía de animación fundada por Steve Jobs, Pixar, se ha caracterizado por entregarnos animaciones pensadas para el entretenimiento infantil; que gracias a sus temáticas e historias inteligentes y en muchos casos filosóficas, también se ha ganado el aplauso y reconocimiento de públicos más adultos.

De Wall-E a Intensamente (ambas historias de Docter) la compañía de la lamparita ha trabajado con inspiración, casi poética, el tema de la inteligencia y las emociones, pasando primero por la historia de dos robots que en un futuro bastante lejano y distópico para la humanidad, evolucionan espontáneamente logrando desarrollar sentimientos tan impropios o imposibles para una máquina, como el amor. En Intensamente a través de personajes que tripulan el cerebro humano, son caracterizados los finos engranajes que hacen operar nuestra inteligencia emocional. Pensemos. ¿Qué del intrincado mundo de la psique humana le falta por explorar a Pixar? En efecto, sí, el alma.

Las temáticas sobre las que descansa la trama de Soul son dos, básicamente, el Jazz y la cultura afroamericana, matriz de este género musical; en efecto, el mundo del Jazz es el trasfondo, el marco y contexto del drama de nuestro personaje Joe Gardner, un maestro de banda de secundaria que sueña con triunfar en la escena neoyorquina del Jazz. El otro tema que entreteje o vertebra esta historia, es sobre las experiencias cercanas a la muerte, las famosas ECM. Si algo deja claro Soul, para disgusto de los materialistas, es que la conciencia es independiente del cerebro y transciende nuestra corporeidad. Nuestro verdadero yo o esencia es de naturaleza espiritual.

Soul no es una película de fantasmas afrodescendientes; a través de la animación infantil, recrea que hay antes y después de la vida sin otra intención que contarnos una existencial historia acerca de la identidad o el secreto del yo; tal y como lo hace más metafísicamente hablando, el Bardo Thodol o Libro Tibetano de los Muertos.

Cabe decir que el antes y después de las almas humanas lo describen, desde sus dogmas y verdades reveladas, casi todas las religiones; de allí que Soul campea por terrenos escabrosos y se presta para la discusión y el debate teológico e incluso filosófico.

Una idea interesante que la película plantea tiene que ver con la pre-existencia de las almas y, de cómo hay en nosotros predisposiciones hacia la tristeza, la megalomanía, la melancolía… El más allá es descrito por Docter como un sitio metafísico administrado por una burocracia de seres bidimensionales que controlan y planifican el flujo de las vaporosas almas humanas: de las nuevas hacía la tierra y de las viejas o ya encarnadas y desencarnadas así la luz al final del túnel o Absoluto.

Un punto de la película que le pinta la diana para las críticas y ataques, es que en este más allá el gran ausente es Dios. No se le menciona ni está presente en este lugar eterio que media entre la vida y la muerte. Al que por cierto, las almas encarnadas de místicos e inspirados logran acceder arrobamientos espirituales. No es tan ajeno o lejano como uno pudiese creer. Se puede decir, que nuestro pianista y jazzista afroamericano Gardner, interpreta el papel de un moderno Dante, con algo o mucho de Orfeo, que en su exploración del más allá no se topa con el cielo, a este le rehúye; pero, tampoco da con el infierno; no se cruzan en su camino ángeles ni demonios; en resumidas cuentas, se encuentra con una realidad distinta a la descrita por los catecismos teístas.

Por eso para evitar enfados innecesarios y celos religiosos exagerados y fuera de lugar, a Soul hay que verla como en su momento, a la película Más allá de los sueños estelarizada por el extinto Robín Williams, como una película de ficción que pretende contarnos una emotiva y profunda historia acerca del significado y sentido de la vida, sin pretensiones teológicas ni intenciones proselitistas o de adoctrinamiento en ningún tipo de credo.

 

 

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.