Skip to main content

María, una nueva manera de ser persona

Por 19 octubre, 2021Líderes de Opinión

Dr. Fernando Sánchez Martínez • Docente de Ciencias Sociales y Humanidades

 

Termina un año sin precedentes en la historia de la humanidad, este momento es único y nos representa de diversas maneras. Las falsas seguridades en las que nos desenvolvíamos, nuestras maneras de relacionarnos se han venido abajo evidenciando nuestra incapacidad para actuar solidariamente ante una pandemia que ha mostrado la visión antropológica que como sociedad global tenemos respecto de nosotros mismos, los otros, el planeta.

El sálvese quien pueda, se convirtió en regla social ante el temor y la incertidumbre de lo que enfrentábamos, una gran parte de seres humanos se volvieron inservibles, inferiores, “vimos lo que pasó con las personas mayores en algunos lugares del mundo a causa del coronavirus. No tenían que morir así” (FT 19). La miseria humana afloró de nuestro ser, lo cual constató que no hemos avanzado tanto en humanidad como habíamos pensado. Tal pareciera que la experiencia de las atrocidades cometidas por el hombre en contra del mismo hombre en el siglo pasado no ha servido de nada, ya que la pobreza, la muerte de millones de seres humanos por inanición, la xenofobia, el consumismo desmesurado, las manifestaciones de racismo cada vez más latentes, siguen perviviendo en nuestra época contemporánea, y lo más desgarrador es que lo aceptamos como algo natural.

Ante esto, ¿qué significa el nacimiento de Jesús? ¿Qué pensaría de nosotros? ¿Qué nos pide a ti y a mí? Sin duda, una visión antropológica totalmente distinta. Es decir, una nueva visión de persona donde podamos reconocer al Otro en el otro, porque Jesús nos sale al encuentro en el rostro del otro, del desvalido, del marginado, del que como sociedad hemos catalogado como inservible, inferior. Pero ¿cómo es esto? Ya el Papa Benedicto XVI lo ha explicado de manera maravillosa cuando comenta la genealogía del evangelio de Mateo la cual, después de pasar por una larga lista de nombres de hombres decisivos como Abraham y David, “la genealogía concluye con una mujer, María, que es realmente un nuevo comienzo y relativiza la genealogía entera” (Benedicto XVI, 2012, p.15).

Con María, se lleva a cabo un nuevo inicio, con ella y solo gracias a ella, se genera una nueva manera de ser persona, ya que su Hijo no proviene de ningún hombre, sino de arriba, por lo tanto, es así como debemos aprender a contemplarnos y comprendernos en esta nueva visión. No es gracias al hombre, sino a la mujer, que Dios se ha hecho presente en la historia y nos ha legado una nueva manera de ser persona, es el regalo más trascendental de Dios Padre a la humanidad, ser hijos en el Hijo a través de una mujer, María.

 

 

Referencias

Benedicto XVI (2012). La infancia de Jesús. México: Planeta

Francisco (2020). Fratelli Tutti. Recuperado de http://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.html

 

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.