Skip to main content

Si eres hombre y no entiendes

Silvia Karime Rodríguez Padilla • Alumna de Preparatoria UNIVA

 

Si eres hombre y no entiendes…

Trata de imaginar ser educado para no “provocar” cuando sabes que tú no eres quien está mal.

Si eres hombre y no entiendes…

Piensa en cómo te sentirías si alguien te tratara como inferior, sólo porque no tienes lo mismo entre las piernas.

Si eres hombre y no entiendes…

Haz un esfuerzo por imaginar cómo te sentirías si cualquier persona se cree con el derecho para criticar tu cuerpo, sin importarle qué tan bien te sientas tú con él y llevando a cabo su único objetivo: hacerte sentir peor.

Si eres hombre y no entiendes…

Piensa en la impotencia que sentirías al no ser escuchado sólo porque consideran que no tienes nada inteligente que aportar.

Si eres hombre y no entiendes…

Imagínate vivir con el miedo de que alguien se sienta digno de tu cuerpo y decida hacerte lo que quiere, sin pensar en tu consentimiento.

Si eres hombre y no entiendes…

Piensa en tener que no salir de tu casa porque hay alguien afuera y no tiene ni la mínima intención de ser amable.

Piensa en escuchar cómo el reloj te presionaría por salir, mientras aún no te sientes seguro porque sabes que está ahí afuera.

Piensa en toda la fuerza necesaria que tendrías que buscar para salir de todas formas porque no tienes más tiempo que perder y te están esperando en otra parte.

Piensa en el miedo latente -que te presionaría incluso más- por la cercanía de ese sujeto que te viene siguiendo desde que te armaste de valor para salir de casa.

Piensa en el terror que sentirías después de dar varias vueltas de más, con tal de esperar que sea una tonta coincidencia, aunque lamentablemente él sólo acelere el paso con cada desviación.

Piensa en cómo te sentirías si hiciera contacto contigo, incluso como si ya le pertenecieras.

Piensa qué pasaría por tu cabeza mientras gritas por ayuda o tratas de ignorar el dolor al hacer el último esfuerzo por huir… y aun así fallar.

Piensa en que tu familia se quedaría esperando.

Piensa en el esfuerzo que harían por dormir y refugiarse en la idea de que alguien está leyendo el reporte que lograron hacer después de tardar todo un día llenando formatos. Cuando en realidad esos papeles con suerte llegarán a un archivero de donde nadie más los va a sacar, convirtiéndote en un papel más de buscado entre los tantos que vuelan por la ciudad.

Si eres hombre y aún no entiendes…

Imagina que eso le pase a tu mamá, a tu tía, prima, sobrina, hermana, vecina, novia o amiga, porque es totalmente probable que suceda si no hacemos conciencia, porque cuando se trata de algo que lleva tanto tiempo sucediendo, se hace hasta lo imposible por lograr una mejora a través de cualquier medio.

Si eres hombre y aún crees que es nuestra culpa por cómo nos vestimos, por cómo nos portamos y porque “provocamos”, déjame decirte que eres uno de los muchos que nos obliga a seguir luchando, a seguir saliendo a las calles a pelear por las que no fueron escuchadas, porque no se trata de una excusa para simplemente obtener atención… lo hacemos para que justamente esa atención, propicie las soluciones.

 

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.