Skip to main content

Mtro. Francisco Meza Estrada · Coordinador de la Licenciatura en Derecho UNIVA León

 

En días anteriores llenó de asombro la noticia de que Citigroup pondría a la venta la banca de consumo y empresarial en México; lo cual, tiene que ver con la operación de sucursales, tarjetas, cartera hipotecaria, crédito familiar y empresarial, la afore, la aseguradora y patrimonio cultural con el que cuenta.

Naturalmente, la noticia no pasó desapercibida para nadie, desde el Gobierno Federal hasta los propios usuarios. Por esa razón, es conveniente una revisión de la propia historia del banco en nuestro país, la razón de la venta, la politización de la noticia y las implicaciones para usuarios y mexicanos en general.

HISTORIA DE BANAMEX

Banamex, en realidad nació como Banco Nacional de México S. A. por la unión del Banco Mercantil Mexicano con capital mayoritariamente español y el Banco Nacional Mexicano con importante capital francés. Se fundó el 2 de junio de 1884 y su oficina central se ubicó en el Palacio de los Condes de San Mateo de Valparaíso.

Es una institución pionera en varios servicios bancarios en nuestro país. Fue el primer banco en emitir un cheque en 1886, el primero en otorgar una tarjeta de crédito en Latinoamérica en 1968, el primero en emplear un cajero automático en 1972. El primero con representación en el extranjero (Nueva York) en 1929. Además, de considerar los créditos personales y de vivienda en 1955 y 1964 respectivamente.

En 1982 por iniciativa del presidente José López Portillo se nacionalizó la banca privada en nuestro país. Con esa decisión, en el periodo que va de 1982 a 1990 el Banco Nacional de México funcionó como Sociedad Nacional de Crédito y dejó de ser su presidente Agustín Legorreta Chauvet. En este lapso es cuando comienza a usar el acrónimo de Banamex, como lo conocemos la mayor parte de los mexicanos.

En 1991 comienza la privatización de los bancos y en el caso de Banamex se vende a un grupo de empresarios entre los que destacan: Roberto Hernández, Alfredo Harp-Helu y Alejandro Betancourt. Se convierte entonces, en Grupo Financiero Banamex-Accival. Para 2001 toman la decisión de venderlo a Citigroup que era el grupo financiero más grande del mundo y en 2016 comienza a ser denominado Citibanamex.

LA RAZÓN DE LA VENTA

Citigroup a partir del año 2021 llevó a cabo un cambio en su estrategia y decide poner a la venta todo lo relacionado con las operaciones al menudeo en 13 países para dedicarse solamente a la banca corporativa.

Esta medida comenzó a implementarse en Asia, África y algunos países de Europa. En el caso de nuestro país lo acaba de anunciar al comenzar este año 2022. No existe una fecha determinada para el inicio de la venta porque se encuentra sujeta a las leyes mexicanas y estadounidenses.

A pesar de ello, Citigroup no se retirará de México, sino que adquirirá una nueva licencia bancaria para dedicarse al negocio de clientes institucionales.

LA POLITIZACIÓN DE LA NOTICIA

Como es normal, comienzan a circular los rumores y comentarios de lo que hay de fondo en esta decisión de Citigroup. Las motivaciones políticas no podrían estar ausentes en un sentido positivo y negativo.

Inmediatamente, comenzaron a circular versiones en redes sociales de que se trataba de una salida de capitales debido al gobierno del presidente López Obrador y que significaría la antesala de la catástrofe económica de nuestro país.

También la noticia fue aprovechada por el propio presidente que habló de la “mexicanización” de Banamex, con la posibilidad de que empresarios mexicanos lo pudieran adquirir y hasta dio nombres concretos de personas interesadas en hacerlo. Se generó algo de ruido en las redes sociales con la posibilidad de que pudiera ser adquirido por el Banco del Bienestar o por Banco Azteca, del empresario mexicano Ricardo Salinas, pero la posibilidad es remota porque los activos de Banamex los superan con mucho (Miguel Valle, TEC).

LAS IMPLICACIONES DE LA VENTA

Citibanamex es el segundo banco en nuestro país, por detrás de BBVA y, por lo tanto, sigue representando un negocio importante. Es para algunos otros bancos (Santander, Scotiabank) la oportunidad para convertirse en el segundo banco en México, en caso de que lo adquieran.

Respecto a los usuarios no se verían afectados porque van a continuar las operaciones del día a día. En otras palabras, se mantendrán nuestros ahorros, seguiremos pagando nuestros servicios que empleamos y las deudas que tenemos. Si queremos adquirir algún servicio financiero se puede hacer.

Lo que ocurrirá más adelante es que vendrá un cambio de logos y poco a poco se irán implementando los nuevos términos y condiciones de nuestros ahorros y servicios financieros que tenemos. También los clientes irán evaluando si se mantienen o deciden cambiar de banco porque obtienen más beneficios con otro.

Evidentemente es un cambio importante, porque es un banco con muchos años en nuestro país. Ahora viene un largo proceso y poco a poco iremos conociendo los detalles de la transformación que sufrirá.

 

 

 

 

Comunicación Sistema UNIVA

Author Comunicación Sistema UNIVA

More posts by Comunicación Sistema UNIVA

Dejar un comentario.