Skip to main content

Mtra. Laura Ofelia Robles Sahagún • Coordinadora de Alumni y Bolsa de Trabajo

 

Mucho se comenta que los seres humanos somos renuentes a los cambios y que la adaptabilidad nos cuesta trabajo. Se habla que esto se da en condiciones sociales, familiares, escolares, laborales. Pero yo me he preguntado muchas veces si en realidad es por resistencia o si la forma de hacer los cambios es la inadecuada.

Es cierto que hay ocasiones que los cambios son abruptos, consecuencia de desastres naturales, pérdidas humanas o catástrofes inevitables y que además están fuera de nuestro alcance; estos sucesos pueden incluso ser generadores de cismas en las familias, entre los amigos, con los compañeros y hasta en los trabajos. Sin embargo, hay otros que pueden ser planificados y objeto de un diagnóstico situacional elaborado metodológicamente y con medición de riesgos.

Un análisis realizado por profesionales y no por ocurrencias, permitirá realizar acciones dirigidas hacia objetivos perfectamente establecidos y claros, por lo que los esfuerzos serán los necesarios ahorrando con ello tiempo y recursos.

Los cambios, las adaptaciones y las nuevas propuestas, deben de ir acompañadas de un plan de socialización que permita la interacción de todos los involucrados. Recordemos que cuando hacemos partícipes con sus ideas a los integrantes de un equipo para la toma de decisiones, ese involucramiento hará que adopten de mejor manera las modificaciones. Y esto, aplica para grupos pequeños y para grandes, solamente variarán las líneas de comunicación.

Los procesos corporativos deben ser compartidos con los integrantes de las organizaciones con el objeto de que sean adoptados por todos y así, se llegue al cumplimiento de las metas, mismas que deben estar basadas en la filosofía institucional.

Esto está basado en teorías bien estudiadas, sin embargo, todavía existen personas que consideran que solamente son frases, que es pérdida de tiempo y de dinero, sienten que los distraen de la obtención de ingresos por ventas que es su principal objetivo. Quizá en la inmediatez pueda ser así, pero a mediano y largo plazo, la organización sufrirá las consecuencias de no estar estructurada para sufrir cambios, lo que puede redundar en una crisis, quizá muy costosa, quizá con consecuencias irremediables.

Renovarse o morir, reza el refrán, pero hay que estar bien cimentados para no morir en el intento y, los mejores aliados, siempre serán los propios colaboradores.

 

Publicado en La Crónica de Hoy Jalisco del viernes, 18 de febrero de 2022.

Comunicación Sistema UNIVA

Author Comunicación Sistema UNIVA

More posts by Comunicación Sistema UNIVA

Dejar un comentario.