Skip to main content

Clases a distancia: La brecha digital aumenta la brecha educativa

Por 19 octubre, 2021Tendencias

Claudia Pérez Cortés • Alumna de la Licenciatura en Filosofía

 

La crisis sanitaria ha traído consigo grandes cambios y uno de los más importantes se manifiesta en la educación, a lo que se conoce como “clases a distancia”. Si bien se han implementado varias estrategias entre ellas las clases por televisión para la educación básica, en el presente trabajo se enfoca en las “clases virtuales”, es decir, el desarrollo de actividades de aprendizaje mediante entornos virtuales no presenciales.

Definir la brecha digital como un problema de falta de acceso a la tecnología es limitar todo lo que abarca este fenómeno, debido a que involucra aspectos políticos, económicos y sociales, además de que existen tres niveles que se interrelacionan con estos aspectos: el acceso, el uso y la adopción de las TIC.

Cuando se habla del acceso de los mexicanos a la tecnología, el INEGI es quien provee los datos más relevantes. Por ejemplo, el 44% de los hogares cuenta con una computadora y el 56% cuenta con Internet. La situación se complica si se hace la diferencia entre el ambiente rural (en donde 47% de las personas tienen internet) y el urbano (contando con un 76%). Estos datos presentan como la limitación del acceso a las tecnologías implica una desconexión de la educación.

Sin embargo, existen otros factores que pueden afectar la recepción del conocimiento por parte del alumno, aunque tenga los medios por los cuales conectarse. Estos pueden ir desde aspectos fuera del alcance del mismo y su maestro además de conexiones inestables y plataformas defectuosas, incluso, hasta la manera en la que se desarrollan y se llevan a cabo las clases.

En las clases virtuales como lo define Meneses en el 2007 se involucra un cambio de los roles, en donde el profesor pasa a ser un orientador más que una fuente de conocimiento y el alumno forma parte central de su enseñanza y su aprendizaje. Estos conceptos en educación básica resultan ser especialmente retadores debido a la dificultad en la retención de la atención por parte de los niños e inclusive falta de autonomía, donde no saben leer o manejar las computadoras. Es aquí donde los docentes se ponen a prueba, sin embargo, la falta de capacitación en los ámbitos virtuales, tanto en la planeación como el manejo de las tecnologías sólo hace más ardua su tarea.

El panorama presentado tanto por la desconexión física como la intelectual se ve reflejado en el rezago en este nivel académico, donde un 10% de alumnos tuvieron que dejar su aprendizaje, representando un poco más de 2 millones y medio de niños.

Debido a que el futuro se mueve hacia las tecnologías es inevitable pensar que los sistemas que hemos adoptado vayan a desaparecer por completo, una de las tareas que prosiguen es que los aprendizajes que hemos obtenido de esta situación evolucionen para ser de provecho en situaciones similares y que estos no sean factores para la creación de distancia entre el alumno y el profesor en el ámbito del conocimiento.

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.