Skip to main content

Los combustibles fósiles en guerra: contra la política energética y el cambio climático

Alejandro Garza Galicia · Docente-Investigador UNIVA Guadalajara

 

El mundo no solo vive una despiadada invasión de Rusia al país ucraniano; los acontecimientos recientes en materia bélica han removido los esquemas energéticos planteados por las naciones para este año 2022, mientras se estimaba una tendencia a la baja del precio del barril de crudo, un mayor abastecimiento de gas natural a Asia y Europa por parte de Rusia con la construcción de un gasoducto y estaciones de rebombeo; el mundo, se encuentra bajo una enorme tensión por los precios y la disponibilidad de los combustibles que enmarcan un escenario complejo para la transición energética a fuentes limpias, una escalada del precio de los combustibles y sobre todo, poco o nulo avance en materia de acción climática.

Ninguna nación en el mundo es ajena a los acontecimientos que se viven en Europa, las circunstancias y coyunturas han ido estableciendo una dinámica social con la migración, salida y escapatoria de ciudadanos ucranianos a distintos países, y económica con las sanciones o embargos comerciales de las primeras potencias como EE. UU., Francia, Gran Bretaña a los rusos, generando un ambiente económico muy sensible que ha repercutido en un incremento de los precios en alimentos, materias primas para toda la industria, y una severa presión sobre las monedas de los países; en materia energética no es la excepción, corredurías en el mundo informaban en su pronóstico anual 2022 que el barril de petróleo crudo permanecería por debajo de los 80 USD, mientras en México la Secretaría de Hacienda había hecho un estimado un poco arriba de los 50 USD, sin embargo, en el primer cuarto del año ya se encuentra por arriba de los 130 USD, mientras los acuerdos para la paz no se ven cercanos o al menos el cese de las hostilidades que hacen que países como Alemania dejen de recibir entregas de combustibles e incrementen los precios del gas para uso residencial hasta el 60 % o 200 % en España; prácticamente todo Europa depende en un 40 % del gas de Rusia y sumado a que el último invierno se consumieron volúmenes históricos de combustible a raíz de los intensos fríos que azotaron al continente. La situación se orienta a que los dirigentes de los países europeos hayan planteado la necesidad de utilizar nuevamente carbón para la producción de energía y suministrar el gas para las necesidades de los ciudadanos, con objeto de mantener el nivel de los precios y no detonar una inflación de más de 2 dígitos, con lo que se derivaría una crisis de mucho mayores niveles.

México no está ajeno a esta situación, debido a que depende de los suministros de gas natural del sur de los Estados Unidos, y si Europa entra en una crisis por la falta de gas, la nación norteamericana apoyará en materia de energéticos a sus aliados, situación que ha provocado una enorme especulación entre los mercados energéticos con lo que ya se ha empezado a deslizar el precio de los combustibles y en el caso de la gasolina, que en su mayor parte dependemos de la producción norteamericana, los precios se han venido incrementando al igual que los subsidios tratando de contener la oleada de precios en todos los sectores como se ha visto en los alimentos, medicamentos, materias primas entre los más importantes.

Ante esta situación, organismos internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) indican estimaciones en el incremento de la producción de gases efecto invernadero hasta del 18 %, al igual que la Agencia Internacional de Energía pronostican bajas expectativas en la inversión de fuentes renovables por los severos incrementos en las materias primas. El 2022, indiscutiblemente, será un año decisivo en materia ambiental y energética, ya que, si no se toman acciones inmediatas globales, de gran alcance y profundidad, la humanidad podría estar en un severo riesgo en el corto plazo para satisfacer sus necesidades como alimentación, agua, combustibles accesibles y sobre todo salud.

 

Comunicación Sistema UNIVA

Author Comunicación Sistema UNIVA

More posts by Comunicación Sistema UNIVA

Dejar un comentario.