Skip to main content

Las lecciones de la consulta popular

Por 19 octubre, 2021Líderes de Opinión

Mtro. Francisco Meza Estrada • Coordinador de la Licenciatura en Derecho UNVA León

 

Finalmente, se llevó a cabo la primera Consulta Popular en nuestro país, como el primer ejercicio de democracia participativa. Es verdad, que se trata de un hecho histórico porque es la primera ejecución en México de esta naturaleza.

Solemos enfocarnos en la democracia representativa, precisamente en la elección de cargos de representación, pero olvidamos que podemos profundizar en nuestra democracia con algunos de estos instrumentos que implican un mayor involucramiento por parte de los ciudadanos.

La primera Consulta Popular dejó varias lecciones que deseamos exponer para que se pueda madurar en estas prácticas de democracia participativa.

PARTICIPACIÓN

Uno de los principales criterios para evaluarla es la participación, sobre todo, considerando que para ser vinculante se requiere el 40% de participación de electores de la lista nominal.

En esta ocasión, el porcentaje de participación fue del 7.09%, muy lejos del 40%. Estamos hablando de 6 millones 650 mil personas que decidieron acudir a las urnas.

En algunos de los estados donde se registró mayor participación fueron Tlaxcala donde se tuvo 11.66%, Tabasco con el 11.26%, Ciudad de México con 10.38% y Oaxaca con el 10.27%. En donde hubo más baja participación fue en Chihuahua 3.07%, Zacatecas 3.38%, Nuevo León 3.47%, Aguascalientes 3.76%, Guanajuato con 3.88% y Jalisco 4.01%.

Mucho se discute sobre las causas de la participación, pero la realidad es que para que este ejercicio sea significativo, en específico vinculante, no debería rondar en estos porcentajes.

Tal vez el presidente pueda capitalizar políticamente esos 6.5 millones de votos, pero realmente lo que se requiere es que los ciudadanos puedan participar las decisiones importantes de este país y con una participación tan baja no es posible.

LA PREGUNTA

Gran parte del debate sobre la Consulta Popular se centró sobre la pregunta que quedará como una importante lección. Para el presidente y sus simpatizantes se trataba del juicio a los expresidentes, para los opositores y críticos la pregunta era ambigua y poco concreta.

La realidad es que la redacción que le dio la Suprema Corte de Justicia modificó todo y abrió un abanico de interpretaciones que dejó a todo mundo insatisfecho.

Sin duda, la redacción de la pregunta influyó en la poca participación porque si habría que estar interpretando sus posibles efectos, de la misma forma podrían existir muchas salidas para evitar su aplicación.

Con toda seguridad, esta primera Consulta Popular quedará en la memoria por la redacción de la pregunta porque se tratará de evitar caer en lo mismo.

LAS VÍCTIMAS

Las dos anteriores lecciones, aunque importantes quedarán como parte del juego político, pero existe una lección muy sensible que se refiere a las víctimas de violación a sus derechos humanos.

Como habíamos compartido en otra ocasión, algunas organizaciones civiles consideraron esta Consulta Popular una oportunidad para que el gobierno de la República creara Comisiones de la Verdad sobre todo de aquellos acontecimientos dolorosos como Acteal, Aguas Blancas, San Fernando, por mencionar algunos.

Lo que pudimos ver es que prevaleció el interés por enjuiciar a los expresidentes, pero no por estas comisiones en busca de la verdad y la justicia. Nuevamente se sobrepuso el interés político del grupo en el poder por encima de la deuda que tenemos con las víctimas.

Con todo lo anterior, el hecho histórico de la Consulta Popular nos deja importantes lecciones, pero no para sentirnos orgullosos sino para comprometernos en algo más serio por nuestro país. No es posible que desgastemos estos instrumentos de democracia participativa al puro contentillo de la grilla de los políticos. Si los ciudadanos habremos de ser consultados, aquí ya hay lecciones de lo que debemos evitar.

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.