Skip to main content

Héroes que enseñan a vivir

Horacio Luque Badillo • Alumno de la Licenciatura en Psicología

 

¿Alguna vez has sentido que te han discriminado?, ¿cómo te sentiste? Seguramente muy mal, pues la discriminación es uno de los mayores problemas que hay en el mundo por distintas razones, como la diferencias entre religiones, discapacidad y razas; sólo por mencionar algunas.

Existen organizaciones e instituciones a nivel mundial que castigan estas injusticias que atentan la dignidad de las personas como son UNESCO, ONU, entre otras. Más de 650 millones de personas de todo el mundo viven con algún tipo de discapacidad según la ONU. En todos los países y en todas las regiones del mundo, las personas con discapacidad son a menudo marginadas de la sociedad y se les priva del acceso a algunas de las experiencias más esenciales de la vida. Estas personas tienen pocas esperanzas de acceder a la educación, ni pensarlo en obtener un trabajo, tener su propio hogar, fundar una familia y criar a sus hijos. Difícil la situación para todos ellos, ¿verdad?

Como personas con pleno derecho de nuestra conciencia moral y civil, ¿qué nos corresponde hacer? ¿Tú en lo personal qué has hecho para que esto cambie? Muchos cuando están ante una persona con cierta discapacidad lo que hacen es tratar de apartarse de ella e ignoran o tratan de olvidar que existen.

Hay que tomar conciencia, que esos seres humanos les ha tocado vivir una vida más difícil que a nosotros porque tienen que luchar contra su propio cuerpo, ya sea para poder moverse para poder caminar o para poderse comunicarse de manera verbal o escrita.

¿Nos hemos puesto a pensar que tal vez alguna vez nosotros nos veamos afectados por alguna discapacidad? El mundo se nos vendrá encima porque no estamos preparados para sentirnos rechazados o excluidos de un mundo en donde sólo lo normal tiene cabida.

Momento, ¿acaso ellos sí están preparados? ¡Claro que no! Es posible que esas personas sufran desde el momento que tienen conciencia de la crueldad del mundo al que se enfrentan; primero desde la aceptación en su mismo centro familiar y después cuando logran tener acceso a la educación. Por ejemplo, ¿qué hacen los niños en algunas escuelas? No, tú no juegas, tú no puedes correr igual que yo, tú no vales la pena, tú eres un tonto.

No terminaríamos de enumerar todas las situaciones de burlas a los que se enfrentan en la niñez ¿Por qué los juzga la sociedad tan duramente?, ¿acaso ellos son culpables?

Seguramente a muchos retumbará el bla, bla, bla en los oídos, y ante esta situación de discriminación tan grave, se seguirá sin hacer nada al respecto, desde no respetar los lugares y espacios exclusivos para estas personas, hasta otras cosas más graves que atropellan sus derechos.

Es necesario crear conciencia en toda lo sociedad en la que nos desenvolvemos. Todos somos distintos, pero no por ello tenemos menor valor, hay personas con distinta capacidad intelectual, diversas capacidades motrices, sin embargo, todos somos seres humanos y nuestro deber es incluir y jamás excluir.

 

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.