Skip to main content

El arte de amar

Por 19 octubre, 2021Líderes de Opinión

Dra. Ma. Cristina Martínez Arrona · Jefa de UNIVA Online

 

El arte es la expresión de los más profundos pensamientos,

por el camino más sencillo.

Albert Einstein

El poeta romano Ovidio escribió, entre los años 2a.C y 2d.C, tres cánticos que hacían referencia al Arte de Amar. En 1956 el filósofo y sociólogo alemán Erich Fromm publicaría un libro con el mismo título The Art of Loving, subrayando que el amor es un arte, así como lo es el vivir. Para sobresalir en un arte en específico, como lo es la música, la pintura, la arquitectura o cualquier otra disciplina, hay que tener, además de pasión, un dominio profundo de la teoría y de la práctica, por lo que implica dedicarle tiempo.

De la misma forma si queremos amar, y que el amor forme parte esencial de nuestra vida debemos de “capacitarnos” en el amor. Fromm describe que el amor se puede concebir de diferentes formas: fraternal, filial, a uno mismo, erótico y a Dios. Por lo que no habla del amor vinculándolo con una persona en específico, sino de la actitud de amar, de una orientación del carácter que determina la forma de relacionarnos con las personas, las cosas y con la naturaleza. Nuestra forma de ser y estar en la casa común.

Para poder vivir en un estado de enamoramiento, observando la realidad con una nueva luz, contemplando las dificultades como oportunidad para una nueva conquista, se requiere, como en todo proceso de aprendizaje: disciplina, concentración, paciencia y mucha práctica, para profundizar en aquello que será nuestra maestría, la habilidad a través de la cual nos vamos a expresar y dejar huella. El ser capaces de amar enriquece nuestra existencia, le da sentido. Como decía Madre Teresa, entregarnos sin esperar que nos devuelvan el amor, con la esperanza de que el amor crezca en el corazón de la otra persona, y si no es así, ser felices porque creció en el nuestro.

Martín Descalzo también hablo de la importancia de implementar en nuestra actividad cotidiana, gestos de amor, consciente de que estos no cambian el mundo, pero si lo hace más amigable y genera una cultura fraterna. Escribió una lista de “24 pequeñas maneras de amar”, como, puede ser el pensar bien de todos; tener la manía de aportar y construir a los demás; multiplicar el saludo; hacer favores; olvidar ofensas; sonreír; aguantar a los pesados; no gritar; dar buenas noticias, entre otras acciones y actitudes.

La ‘nueva normalidad’ que vivimos nos está exigiendo un tipo de disciplina, de comportamiento y acciones en nuestra forma de amar y de relacionarnos, con la certeza de que un momento de felicidad compensa todo dolor y sufrimiento, ¿cómo estamos implementando el arte de amar? ¿Qué estudio-acciones realizamos para ejercitarnos en ello?

Que el amor sea la vocación de nuestra vida, independientemente del arte a través del cual se exprese.

 

Publicado en El Semanario Arquidiocesano de Guadalajara del domingo, 01 de marzo de 2021.

 

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.