Skip to main content

¿Acaso es hostigamiento laboral o será otra cosa?

Silvia Marlene Ruelas Medina • Alumna de la Licenciatura en Psicología

 

El síndrome de Cronos afecta directamente a las personas que laboran en medianas o grandes empresas que tienen una jerarquización de por medio.

Citando a Grettchen Flores (2011) ella indica que, en términos generales, se refiere al miedo patológico de la persona que ocupa un puesto superior y no promueve a sus subalternos por temor a ser desplazado o sustituido, y de él se deriva una exagerada necesidad de mantenerse seguro en un puesto, evitando así, el crecimiento de los subordinados en el área donde se ejerce el mando.

En una breve investigación realizada recientemente sobre el tema y, desde un punto de vista gerencial, este síndrome se considera una enfermedad mortal; ataca a más del 50% de las organizaciones en el mundo, no distingue género ni nacionalidad y termina percibiéndose como un problema minúsculo en la mayoría de los casos. Por lo que hay una fuerte correlación de inseguridad y miedos personales que se complementan a la perfección con puestos gerenciales y de supervisión de equipos.

Este síndrome está ligado con otro tipo de trastornos laborales, por ejemplo, con el Mobbing o acoso laboral, que consiste en intimidar, humillar y consumir emocional e intelectualmente al trabajador, con el objetivo de eliminarlo de la organización o satisfacer la necesidad de agredirlo.

Para el filósofo Immanuel Kant, el estar abusando de otras personas, solo por el hecho de cumplir una serie de metas personales, es algo egoísta y no se podría convertir en un criterio moral, como señala en su imperativo categórico, el cual estipula actuar de un modo determinado e incondicional.

Al llegar a la mayoría de edad se tiene la ilusión de trabajar en una empresa renombrada y tener oportunidades de crecimiento personal en ese lugar, sin embargo, hay personas en los altos puestos que son bastante inseguras y ambiciosas que, si te ven como un buen elemento para la empresa, harán lo imposible para que desistas y tires la toalla.

Es imperativo seguir cuestionando cuáles características tiene un buen supervisor, y si ser un buen jefe es velar por los intereses de la empresa o por los empleados.

 

adminretorno

Author adminretorno

More posts by adminretorno

Dejar un comentario.