SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

Horacio Luque Badillo Estudiante de Licenciatura en Psicología UNIVA Guadalajara

 

En esta ocasión iniciaré haciéndote una consulta: ¿sabes lo que es el suicidio?, si no, en breve te lo explico. El suicido es el acto de quitarse deliberadamente la propia vida.

En un comunicado de prensa del Instituto Nacional de Estadística y Geografía se hace mención que en 2018, del total de fallecimientos ocurridos en el país, 6,710 fueron por lesiones autoinfligidas, lo que representa una tasa de suicidio de 5.4 por cada 100 mil habitantes. Y añade que los hombres tienen una tasa de 8.9 fallecimientos por cada 100 mil, mientras que esta situación se da en 2 de cada 100 mil mujeres.

En virtud de lo anterior, es importante que se hable del suicidio, que si bien, puede ser difícil, puede evitar que personas que desean quitarse la vida no lo hagan, porque al hacer el tema consciente, la prevención puede ser más efectiva.

Para comenzar con la prevención, se debe tener en cuenta la secuencia que lleva a este trágico suceso. El primer paso es algo llamado ideación suicida que consiste básicamente en pensamientos de terminar con la existencia, se pueden presentar frases como esta “No sé cómo, pero lo voy a hacer”, “Lo único que quiero es acabar con mi vida, pero no encuentro cómo hacerlo”, por mencionar algunas expresiones. De igual forma puede estar presente la ideación sin un método en específico o determinado, y se pueden identificar oraciones como “De cualquier forma, ahorcándome, quemándome, pegándome un balazo” o “Todavía no decido si aventarme o sobremedicarme” y; por último, la idea suicida con un método específico no planificado, en la cual el sujeto desea suicidarse y ha elegido un método determinado para llevarlo a cabo, pero aún no ha ideado cuándo lo va a ejecutar, o el lugar donde lo va a concretar, ni tampoco ha tenido en consideración las debidas precauciones que debe tomar para no ser descubierto.

El segundo paso es la planeación, aquí el sujeto ya conoce el método que habitualmente sería mortal, ya cuenta con un lugar para llevarlo a cabo y el momento oportuno, pero sobre todo, cuenta con los motivos por los cuales desea morir.

A continuación, se muestran dos variantes fundamentales que podrían ocurrir:

La primera es el intento suicida que es aquel acto que fue fallido en el cual no hay resultado de muerte, ese momento es vital, ya que se pueden identificar las circunstancias por lo que está pasando esta persona y apoyarle con un profesional de la salud como lo es el psicólogo para que ya no repita el intento.

La segunda variante es el suicido consumado, esto sucede cuando la persona logró quitarse la vida y ya no hay nada que hacer.

Por otro lado, es relevante conocer que existes tres mitos sobre el suicidio:

Quienes hablan de suicidio no tienen intención de cometerlo: Lo cual es falso, en la mayoría de los casos, es la manera en la que las personas piden apoyo o ayuda.

La mayoría de los suicidios suceden repentinamente: Esto es falso debido a que en algunas ocasiones han precedido advertencias verbales o conductas vinculadas con el tema.

Las personas que se suicidan son egoístas: La conducta suicida no tiene que ver con la valentía o cobardía, sino con un alto grado de sufrimiento.

Así que los invito a que si ustedes, un familiar, un amigo, un compañero de escuela o trabajo enuncia una de las frases que se mencionaron durante el texto, les inviten a que acuda con un psicólogo o en caso de ser necesario, consulten a un psiquiatra para recibir la orientación pertinente.

Dejar un comentario.