SEDES
Ags Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

La responsabilidad global de las empresas

Francisco Javier Santana Villegas • Docente de Relaciones Internacionales; Departamento de Ciencias Económico Administrativas y Negocios Internacionales

 

Recuerdo que en la década de los años ochenta el sushi era considerado un producto exótico y de lujo, eran muy pocos los restaurantes que lo ofrecían como parte de su menú y, por lo mismo, su costo era muy elevado; hoy en día la situación es muy distinta y se puede encontrar este platillo oriental prácticamente en cualquier parte y en cualquier presentación.

Este simple ejemplo con el que inicio es un efecto de lo que hoy conocemos como globalización y, aunque existe un debate sobre sus orígenes, resulta innegable que su aceleración comenzó a notarse con el final de la Guerra Fría, a finales de los años ochenta y que trajo como consecuencia la apertura de fronteras para el libre flujo de personas, bienes y capitales que, en conjunto con los avances tecnológicos como el internet y la telefonía móvil hicieron que hoy vivamos en un mundo mucho más interconectado.

Y si bien, la globalización nos ha traído beneficios en muchos ámbitos, también es cierto que muchos desafíos que hoy enfrentamos son resultado de este fenómeno; con ello, me refiero a temas como violaciones de los derechos humanos, deterioro del medio ambiente, aumento del crimen organizado transnacional y una mayor desigualdad en la distribución de las riquezas a nivel mundial.

Ante este complejo escenario, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha promovido una serie de estrategias que convocan a la sociedad internacional a unirse para combatir estos retos con la lógica de que, al ser problemas globales, requieren soluciones globales. De esta manera, podemos remitirnos a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y, más recientemente, los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS), los cuales buscan atender problemas muy puntuales que, de seguir deteriorándose, pondrán en grave riesgo la calidad de vida de las futuras generaciones.

Estas estrategias lanzadas a iniciativa de la ONU requieren que todos los sectores de la población se involucren para el logro de los resultados y uno de ellos es el sector empresarial. En este contexto podemos identificar entre los ODS, algunos vinculados muy directamente con las empresas como el número 8 que promueve el trabajo decente para todos, el 9 que promueve la industrialización sostenible o el 12, que pretende crear conciencia sobre el consumo y la producción sostenible.

En este mismo escenario, otra estrategia que destaca por su relación directa con el sector empresarial es el Pacto Mundial de las Naciones Unidas (U.N. Global Compact) que invita tanto a grandes corporativas transnacionales como a PYMES a sumar esfuerzos para contribuir a mejorar la calidad de vida a nivel mundial.

Este Pacto Mundial está cimentado en 10 principios básicos, clasificados en cuatro categorías y que, de manera resumida, se describen a continuación1:

En el rubro de los derechos humanos, las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales y asegurarse de que no son cómplices en la vulneración de éstos.

En la categoría de estándares laborales, las empresas deben apoyar la libertad de afiliación, la eliminación de toda forma de trabajo forzoso, la erradicación del trabajo infantil y; la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo.

Con respecto al medio ambiente, las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente., fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental y; favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

Y de acuerdo con la cuarta y última categoría relacionada con la corrupción, las empresas deben trabajar contra esta práctica en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno.

Este Pacto Global ofrece muchos apoyos y capacitación a las empresas que decidan afiliarse como parte de su compromiso para hacer de este, un mundo más sostenible, y las empresas mexicanas que deseen hacerlo pueden dirigirse a las oficinas de la Red México (https://www.pactomundial.org.mx)

En conclusión, como habitantes de este planeta, todos somos corresponsables de la situación que estamos viviendo y debemos poner de nuestra parte para rectificar el camino pensando en las futuras generaciones. Las estrategias y recursos para hacerlo existen y están al alcance de todos, sólo es cuestión de tomar mayor conciencia y poner manos a la obra.

 

Gestión colaborativa con la Coordinación de Responsabilidad Social UNIVA

 

 

 

 

Dejar un comentario.