SEDES
Ags Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Unadis Biblioteca

English Assistance

Coronavirus: Más que un virus, una discriminación

Mariana López Lagunes • Alumna de Comercio y Negocios Internacionales UNIVA Plantel Guadalajara

 

Como sabemos el tema del coronavirus ha sido bastante alarmante, ya que van millones de contagiados y miles de muertos por casi todo el mundo. Y también sabemos que este virus causó enormes estragos en China, país donde se originó y se propagó.

Pero la posesión de la denominación de origen del COVID-19 no sólo hizo mella en ese gigante asiático, también afectó a personas chinas en nuestro país, en especial a los restaurantes y negocios del Barrio Chino que se ubican en la CDMX; pues al inicio de la pandemia, éstos aseguraron que el brote en China no les estaba afectado en las ventas. Pero, ¿cómo era posible que en otros barrios chinos de otros países sí hayan tenido pérdidas económicas casi inmediatamente? Como fue el caso de New York, donde las ventas bajaron en un 60% y 70% ¿Será que en México no se tomó tan en serio el caso de este contagio? Y, ¿sólo provocó burlas y chistes?

Dado que las personas generaron rumores y burlas, los comerciantes chinos tuvieron que informar recurrentemente sobre el apego y el cumplimiento a las normas sanitarias tanto en sus servicios como en sus productos, los cuales son importados directamente de su país. Los empleados de estos establecimientos aseguraron que el pánico de las personas por esta infección estaba creando rumores falsos.

Los comerciantes no habían perdido muchas ventas, pero sí había demasiados comentarios y burlas; los consumidores por su parte dijeron que dejarían de frecuentar estos sitios en caso de que se presentaran los primeros casos del coronavirus. En su momento el secretario de Turismo capitalino Carlos Mackinlay descartó el riesgo de contagio del nuevo virus en el Barrio Chino de la CDMX.

Por otra parte, un académico del departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM, declaró que además del problema sanitario había surgido a la par otro problema: la discriminación. Prejuicio que exige para su erradicación, no sólo en México, sino en el mundo, tener educación e información al alcance.

La discriminación en particular, es algo que estamos viviendo día con día a nivel mundial. Por ello, en esta columna quise enfocarme en la desvalorización que sucedió y continúa sucediendo con los negocios provenientes de China. En un inicio, México no tomó en serio esta parte, ya que en vez de haber buscado información fidedigna y prácticas ad hoc, la sociedad sólo se enfocó en burlarse y en generar comentarios negativos hacia estos locales y su personal; cosa bastante injusta, ya que en mi opinión, estamos hablando de un virus que no estuvo en sus manos contener, ni fue su decisión padecerlo; muchas personas en nuestro país lo siguen tomando como un juego, y muchas otras, han extremado su postura a la desaprobación y prejuicio del comercio chino.

Por cierto, y para refrescar la memoria, México pasó por lo mismo con el caso de la influenza y China fue uno de los primeros países que se solidarizó con nuestro país, donando más de cinco millones de dólares para que hiciéramos frente a esa contingencia sanitaria, entonces, ¿por qué no haber sido también solidarios con ellos? O tan siquiera haber evitado ese tipo de comentarios y simplemente haber tomado las medidas necesarias para no contagiarnos.

Dejar un comentario.