SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

TODO EL QUE SE ENOJE CONTRA SU HERMANO, SERÁ LLEVADO ANTE EL TRIBUNAL (Mt. 5, 20-26)

El evangelio del día de hoy nos invita a reflexionar sobre una situación que humanamente llega a ser muy complicada, pero no imposible. Recordar que el objetivo de Jesucristo fue enseñarnos a ser verdaderos humanos, con un corazón de carne y no de piedra, nos vino a enseñar la manera correcta de hacer fraternidad, de hacer humanidad.

No es congruente estar enemistados con mundo entero y decir estar bien con Dios, tener una relación íntima y eficaz con Él. La medida en la que nos relacionamos con Dios está estrechamente correlacionada con la vivencia de nuestra relación con el mundo, con nuestro prójimo.

Jesús nos dice a través de su palabra que, si nos encontramos con alguna situación no resuelta con nuestro prójimo, con quien amamos, primero debemos arreglar la situación para poder estar bien con Él. Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda.

El que posea el espíritu de Dios tiene rectitud de intención y de corazón. Es quien busca y promueve los valores del reino; la justicia, la caridad, la fraternidad, el amor y sobre todo, el diálogo.

Solo la gracia nos permite experimentar el amor de Dios, solo la gracia nos sostiene y nos ayuda a seguir purificando nuestras intenciones durante nuestro peregrinar por el mundo, nos acompaña en el proceso de nuestras vidas para lograr ser un verdadero ser humano, un humano a ejemplo de Jesús.

 

Haz las cosas como si todo dependiera de ti y confía en Dios como si todo dependiera de Él.

San Ignacio de Loyola

Dejar un comentario.