SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

¿QUIÉN PUEDE PERDONAR LOS PECADOS SINO SOLO DIOS? (Lc. 5, 17-26)

Al inicio de la segunda semana del Adviento nos encontramos un interesante suceso. San Lucas nos presenta la arriesgada decisión de aquel que baja al paralítico por un boquete en el techo de la casa donde se encontraba Jesús, quien le perdona sus pecados y le sana de su inmovilidad. El milagro del Maestro causa controversia entre los escribas y fariseos, que lanzan la pregunta “¿Quién puede personar los pecados sino solo Dios?”.

Efectivamente, solamente Dios puede perdonar los pecados. Únicamente Él es capaz de tomar nuestra debilidad y transformarla, de enderezar nuestro camino para que andemos de su mano. Precisamente eso es el Adviento. Dios nos recuerda que fuimos hechos para Él, que su deseo es que estemos con Él, que añora nuestro encuentro.

Alégrate, porque solamente Dios puede perdonar los pecados y esa es la razón por la que ha querido encarnarse (evento que celebramos en la Navidad), tomar la realidad humana. De una vez y para siempre ha vencido el pecado y ha vencido a la muerte en virtud de su sangre derramada en la cruz. Dios nos ama tanto que nos ha comprado para hacer de nosotros su pueblo.

Ahora bien, el tiempo de Adviento busca que abramos nuestro corazón, nuestra vida y conciencia, para analizar nuestras flaquezas, pecados y carencias; para acercarnos a Dios y pedirle que perdone nuestras faltas.

Todos somos como ese paralítico. Físicamente inmóviles a la urgencia de extender la mano a quien necesita nuestro apoyo, espiritualmente inmóviles para acercarnos a Dios y dejar que en nosotros habite, vitalmente inmóviles para avanzar con un corazón dispuesto hacia el encuentro con Jesús.

¿Qué parte de tu cuerpo, atrofiada por el pecado y el desuso, deseas que Dios movilice primero? ¿Qué pecado deseas poner en sus manos para que lo perdone? Ten presente una cosa: Una persona que fue transformada por Jesús, como aquel paralítico, solo puede vivir dando gloria a Dios.

Dejar un comentario.