SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

PIDAN Y SE LES DARÁ (LC 11, 5-13)

Jesús siempre cumple sus promesas y en este evangelio nos invita no solo a la insistencia, Jesús nos motiva a ser persistentes en nuestra oración que nos debe llevar a la acción: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. Porque quien pide, recibe; quien busca, encuentra y al que toca, se le abre.

Es interesante preguntarnos qué es aquello que pedimos a Dios en nuestra oración, ¿es una necesidad, un deseo o un capricho? Una necesidad es aquello que es esencial para vivir, un deseo es algún interés o gusto en algo en particular y un capricho es un deseo impulsivo o desordenado en la arbitrariedad.

Ten la seguridad que si pedimos a Dios una necesidad, sin duda, Dios en su infinito amor y misericordia nos lo dará, si es un deseo, y si ello te ayudará en tu santificación y bien para los demás, puede que Dios te lo regale, pero si es un capricho, ten por seguro que no llegará. Muchas veces nos enojamos con Dios al sentirnos que no somos escuchados, que no somos atendidos, sin embargo, pocas veces nos ponemos a reflexionar si lo que pedimos es para nuestro bien y el de los demás.

Seamos persistentes al buscar a Jesús, seamos insistentes en tocar el corazón del amor de los amores, en pedir con amor y humildad. La oración es la fortaleza del hombre y la debilidad de Dios, san Agustín. Una buena herramienta es la adoración Eucarística, ¿Quieres obtener un milagro de Dios? Adóralo, entrégate de corazón, únete a Él, ámalo, platícale, cuéntale tus tristezas, tus alegrías, tus proyectos y cuando creas que no tienes nada que decirle, simplemente puedes cerrar tus ojos y elevando tus pensamientos decir: Jesús, que cada latido de mi corazón sea un beso para ti.

Tener la seguridad que Dios como buen Padre, está siempre pendiente de nosotros sus hijos e hijas, que solo basta llamarlo. Insistir con amor, pedir con discernimiento y confiar con fe.

 

Haz las cosas como si todo dependiera de ti y confía en Dios como si todo dependiera de Él.

-San Ignacio de Loyola.

 

Dejar un comentario.