SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

PERMANEZCAN EN MI AMOR, PARA QUE SU ALEGRÍA SEA PLENA (Jn. 15, 9-11)

Si escribiéramos sobre el amor de Dios, definitivamente no terminaríamos. En el evangelio de hoy Jesucristo nos da la respuesta para estar siempre alegres, la fórmula es Él, permanecer en su “amor”. ¿Y qué significa permanecer en su amor? Significa cumplir los mandamientos de Dios, prácticamente cumplir la ley de Dios.

Para muchos es complicado poder reconocer nuestros pecados a la hora de la confesión, inclusive llegamos a pensar “la verdad, pues no tengo pecados”, sin embargo, cuando en un ejercicio de examen de conciencia comenzamos a enlistar los mandamientos de la ley de Dios, comienzan a brotar nuestras faltas y debilidades. Por tal motivo se sugiere hacer un verdadero examen de conciencia apoyándonos de los diez mandamientos.

Lo contrario a la alegría es la tristeza, quien no permanece en el amor de Dios, estará sumido en la desesperación, la intranquilidad, el miedo y la mayoría de veces, en depresión. Cuando experimentamos este tipo de movimientos del alma, son tretas del mal espíritu para lograr apartarnos de la alegría de Dios.

Sin embargo, cuando aún ante las adversidades y complejidades de la vida, permanece en nuestro corazón la paz de Dios, y esa paz no significa no tener problemas o preocupaciones, esa paz significa que pase lo que pase nuestra confianza está en Dios, abandonados a su divina voluntad y esa confianza, pues solo puede ser experimentada a través de la oración y de los sacramentos, en especial por la sagrada eucaristía.

Jesús nos dice claramente que quien “Permanezca en su amor, se le regalará una alegría plena”, por eso, un canto popular dice “Un corazón que ama a Cristo no puede estar triste” y ese canto está lleno de mucha razón. Las y los cristianos debemos ser reconocidos por nuestra alegría, una alegría unida a Cristo Resucitado.

“Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor”

Dejar un comentario.