SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

PADRE NO SÓLO TE PIDO POR MIS DISCÍPULOS, SINO TAMBIÉN POR LOS QUE VAN A CREER EN MÍ POR LA PALABRA DE ELLOS (Jn. 17, 20-26)

Es bello saber que Jesús desde antes de nuestra existencia ya pedía por nosotros, y por cada uno de los que hablaríamos en su nombre, por los que trabajaríamos en la construcción del Reino de Dios.

La petición que Jesús hace a Dios su Padre, es una muestra de amor tan grande que tiene por la humanidad, pide todo lo mejor para nosotros, pide a Dios, que nos regale todo lo que a Él le regala. Pide la unidad plena entre Dios y quienes lo aman.

Jesús también le pide a Dios Padre, que allí en donde Él está, estemos nosotros, sin duda alguna, Jesucristo desea estar cerca de nosotros, sale a nuestro encuentro, “no somos nosotros los que elegimos a Dios, es Él quien nos elige”.

El objetivo de Jesús es el amor, un amor en plenitud, un amor que transforma, que edifica y enriquece a cuantos lo posee, por eso en su oración, Jesús no duda en decirle a su Padre, “que el amor con que me amas esté en ellos y yo también en ellos”.

En realidad, todos los cristianos estamos llamados a ser otros Cristos, por eso, Jesús no se cansa de interceder por nosotros, de pedir todo lo que Él tiene para nosotros, porque desea lo mejor para sus amigos, para los que cumplen sus mandamientos, para los que permanecen en su amor.

Pidamos también a Dios, dueño del amor, que nuestro corazón se funda en su Santo Espíritu, que nuestros ojos sean sus ojos, que nuestros oídos sus oídos, nuestra boca su boca y nuestro corazón su corazón, en sí, que seamos uno en Él.

Quisiera conocerte, Jesús tal como eres, tu imagen sobre mí es lo que transformará mi corazón en uno como el tuyo. Que sale de sí mismo para dar, capaz de amar al padre y los hermanos, que va sirviendo al reino en libertad.

Francys Adão, Sj.

Dejar un comentario.