SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

HABRÁ ALEGRÍA EN EL CIELO POR UN SOLO PECADOR QUE SE ARREPIENTA (LC. 15, 1-10)

Dios. Muchas veces nos cuesta trabajo comprender el actuar y las formas de Jesús. Intentar ver con la mirada de Jesús, sentir como Jesús, simplemente imitar el modo de proceder de Él, el cual, es sin duda un reto en el que los cristianos trabajamos día con día.

El gesto de Jesús en ir a buscar la oveja perdida, apartada del rebaño, y con la confianza de rescatarla, está simplemente motivado por el amor, como un padre y una madre que mueven cielo, mar y tierra por encontrar a la hija o hijo extraviado, a aquel que está en medio del peligro, de la tribulación. Así es Dios, atento a las necesidades de nosotros sus hijos e hijas.

Aquella oveja extraviada somos tú y yo, que muchas veces nos alejamos del camino de Dios, de su voluntad, muchas veces por soberbia, ignorancia, rencor o simplemente por haber perdido la esperanza. Pero Jesús siempre va a nuestro rescate, siempre va cuidándonos en el camino, con la confianza de regresar a Él, con la esperanza de dejarnos encontrar, sanar y abrazar por su gracia.

Cuando nos damos la oportunidad de sentirnos encontrados y guiados por Dios, es un día en donde el cielo se alegra, en donde la Iglesia triunfante goza de júbilo por el hermano o hermana que regresa a casa, por la satisfacción del reencuentro en el amor.

Que la gracia del Espíritu Santo nos permita reconocer a Jesús en esos momentos de soledad, de angustia y de dolor, para que podamos gritar con el corazón “¡Aquí estoy Jesús! No me sueltes de tu mano, no permitas que me pierda.” Y que día a día nuestro modo de proceder sea como el de Jesús, el que busca, el que abraza, el que consuela, el que ama sin condiciones.

Jesús enséñame tu modo de hacer sentir al otro más humano, que tus pasos sean mis pasos, mi modo de proceder.

Pbro. Cristóbal Fones SJ.

Dejar un comentario.