SEDES
Colima Guadalajara Lagos de Moreno La Piedad León Puerto Vallarta Querétaro Tepic Uruapan Zamora Online
Bolsa de trabajo Bolsa de trabajo Portal de pago Online Biblioteca

English Assistance

AMAR ESTÁ PERMITIDO (Mc. 3, 1-6)

El inicio del ministerio y la predicación de Jesús en Galilea lo realiza manifestando su poder para curar. Esa es la Buena Nueva que Jesús viene a anunciar, distinta de la predicación del Bautista, y cercana a las necesidades más básicas de los hombres que le escuchan y le siguen.

Marcos, en estos capítulos iniciales, presenta varias confrontaciones entre Jesús y los líderes judíos. Unas discusiones, que como la que nos narra este evangelio, ponen en evidencia la diferente comprensión del sentido religioso de la vida entre Jesús y los sacerdotes judíos. El sentido de lo religioso no está en contradicción y, mucho menos, en contra del sentido humano de la vida, sino que lo respeta y lo dignifica, le da trascendencia y valor.

Si en la tradición judaica, sólo en caso inminente de muerte, se podía trasgredir el sábado, Jesús le da un sentido mucho más abierto y humano. Muerte es todo lo que quita dignidad a la persona, lo que está contra el sentido creador de Dios. Jesús trasmite que sólo hay un Evangelio, un mensaje que transforma y libera al hombre de forma integral.

Jesús unirá para siempre en el cristianismo el amor a Dios y el amor al hombre, de tal manera que no se puede amar a Dios si no se ama al hombre. La opción religiosa no está sólo para encauzar el mejor sentimiento humano hacia la divinidad, está también, y, sobre todo, para ofrecer sentido a nuestra existencia y para transmitir a todas las criaturas el recado dignificante de ser imagen del creador.

Este es el verdadero evangelio de Jesús, el del corazón abierto y misericordioso; el de la generosidad y la simpatía con el que sufre y está en desventaja personal y social; el del que se solidariza con la desgracia del prójimo y la afronta como propia para intentar rescatarla y solucionarla.

Dejar un comentario.