NOTICIAS

Panama Papers: el fin

Todos los días hay una lucha por conocer los secretos más íntimos del vecino por más cercano o lejano que se encuentre; sin embargo, ¿a qué costo se debe luchar para obtener esa información?

11 de Apr de 2016 a las 16:10 |

00shutterstock_401265226_2
Fotografía por dennizn Shutterstock.com



Son más de 11 millones de documentos extraídos de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca que revelan los perfiles de diferentes personajes (entre ellos, mandatarios internacionales, empresarios, artistas y traficantes) e incluso organizaciones mundiales, quienes se valieron de sociedades opacas "offshore" para aparentemente evadir impuestos u ocultar ganancias de orígenes ilícitos o poco claros.

Esta serie de documentos filtrados, denominados Panama Papers, ha dado mucho de qué hablar, ya que puede representar un gran riesgo para los 14,000 involucrados, principalmente en su imagen pública.

¿A qué se le conoce como paraíso fiscal? Es aquel en el que un empresario extranjero no paga impuestos por el dinero que mantienen en sus cuentas bancarias. Estos empresarios en sus países de origen estarían obligados a declarar y pagar impuestos, pero los paraísos fiscales exentan casi o en su totalidad a los extranjeros. Existen muchos países denominados paraísos fiscales gracias a que poseen leyes muy laxas hacia inversionistas extranjeros. Por eso, son llamados “paraísos”.

Esta información resultado de investigaciones realizadas a partir de un documento que recibió el diario alemán Sueddeutche Zeitung, el cual compartió con un consorcio internacional de periodistas quienes se dieron a la tarea de procesar los datos. Entre la gran lista de involucrados, destacan las siguientes personalidades:

Internacional:

  • Sergey Rouldugin, amigo personal de Vladimir Putin, presidente de Rusia.
  • Arkady y Boris Rotenberg, amigos cercanos de Vladimir Putin, presidente de Rusia.
  • Sigmundur Gunnglaugsson, primer ministro francés (renunció a su cargo).
  • Salmán bin Abdulaziz, rey de Arabia Saudí.
  • Petro Poroshenko, multimillonario presidente ucraniano.
  • Ayad Allawi, ex Primer Ministro iraquí.
  • Mauricio Macri, recién electo presidente de Argentina.
  • Leonel Messi, futbolista del FC Barcelona.
  • Michel Platini, ex presidente de la UEFA.

En México:

  • Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo y presidente del Comité de Finanzas del Grupo Televisa.
  • Ricardo Salinas Pliego, presidente de TV Azteca.
  • Juan Antonio Hinojosa Cantú, constructor contratista de Enrique Peña Nieto.

Pero, ¿por qué generado tanta polémica esta información? Según Andrés Barba** , internacionalista Magna Cum Laude por la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP), profesor de relaciones internacionales y Jefe de la Oficina de Internacionalización de nuestra universidad, el destinar recursos hacia los paraísos fiscales no necesariamente es un delito: “depende del país pero, por lo general no lo es, cualquiera de nosotros podría hacer una transferencia o abrir una cuenta en cualquier país, si las leyes de ese país lo permiten, y transferir dinero de una cuenta bancaria aquí en México de nuestra titularidad a esa otra cuenta que tuviéramos en ese otro país. Lo que es ilegal es no notificar de eso a las autoridades hacendarias, es no declarar ese dinero, esconderlo.”

¿De qué manera esconden ese dinero? En este caso, la firma de abogados Mossack Fonseca generaba sociedades “offshore”, las cuales gracias a que son creadas en un país extranjero, no pagan impuestos y gozan de total opacidad. Incluso, son creadas con nombres de empleadores y empleados falsos.

shutterstock_260457947
Moscú, capital de Rusia

¿Por qué apareció la información?

La firma de abogados Mossack Fonseca denunció a las autoridades un aparente hackeo de correos electrónicos. Posteriormente, a través de un comunicado, el portal Wikileaks reveló que Estados Unidos financió la investigación de estos documentos. La pregunta es, ¿para qué?

Dentro de las discusiones que se han dado en diferentes redes sociales, así como especialistas y medios de comunicación, se han analizado los porqués de los perfiles de las personas que aparecen en los Panama Papers, y superficialmente, no aparece ningún nombre relacionado con Estados Unidos o la Casa Blanca. En cambio, sí figuran nombres de personalidades o mandatarios que han tenido algún tipo de conflicto con los americanos, especialmente Rusia.

Es muy conocida la rivalidad entre Rusia y los Estados Unidos. Para Andrés Barba, son muy sospechosas las intenciones con las que se dieron a conocer los documentos, por lo que conjetura: “uno diría ¿quién tendría el interés de afectar la imagen del presidente de Rusia? y si uno se pregunta eso, el reflector inmediatamente ilumina a los Estados Unidos.

“Porque Rusia ha emprendido desde hace varios años acciones militares muy agresivas en contra de Ucrania o Siria, que han incomodado -si no es que enfurecido- a la Casa Blanca y a capitales europeas,)especialmente en el conflicto de Ucrania, donde Rusia invadió literalmente parte de su territorio, organizó un referéndum muy cuestionable y se anexó ese territorio sin que Ucrania escindiera de él”, asegura el internacionalista.

“A partir de estas acciones, Estados Unidos ha venido implementando sanciones económicas muy fuertes a Rusia que han afectado su economía, su crecimiento ha venido bajando muy fuertemente, sus inversiones extranjeras se han caído; a eso hay que sumarle la caída en los precios del petróleo, Rusia es un exportador neto de petróleo, y por lo tanto son ingresos que no está recibiendo el gobierno de Rusia y sus empresas”.

Si bien en los Panama Papers no aparece textualmente el nombre del presidente ruso Vladimir Putin, sí aparecen los de gente muy allegada a él. El especialista concluye:
“Especulando, en la idea de los estadunidenses, la idea de agravar la imagen del presidente ruso frente a su pueblo y se le tache de corrupto, que en la próxima elección en Rusia va a demeritar el apoyo que ha tenido desde hace muchos años. Pareciera que ese es el fin principal”.

En este y otros casos que suceden a diario, se puede comprobar en la relevancia que tiene el uso y poder de la información en el marco de la era digital, la cual ha resultado una revolución para la sociedad de las generaciones contemporáneas.

La información como arma

No es nada nuevo afirmar el poder que posee la información en las manos adecuadas.

Todos los días hay una lucha por conocer los secretos más íntimos del vecino por más cercano o lejano que se encuentre; sin embargo, ¿a qué costo se debe luchar para obtener esa información? ¿Es válido cometer un delito para perseguir otro?

Andrés Barba, también Jefe de la Oficina de Internacionalización de nuestra universidad, coincide con este punto: “este tipo de revelaciones son un arma, porque lo que buscan es sembrar la sospecha o duda sobre un personaje. En México pasa, pero yo creo que aquí la pregunta es: ¿Éticamente, qué tan válido es que a través de un medio no legal, se intente poner en duda o cuestionar un comportamiento de un líder político?; y una vez que el daño ya está hecho, ¿es más meritorio justificar un acto ilegal para revelar información valiosa con la ganancia de poder escudriñar la información que revela corrupciones?”.

Barba Vargas considera además, que es más importante pensar y analizar la información, que recibirla en grandes cantidades: “tal vez ya tenemos demasiada información para procesar, lo que nos hace falta es pensar esa información”.

shutterstock_110835302
Panamá

Por una posible regulación internacional

Desgraciadamente, estos casos de posible corrupción no sorprenden a nadie. Tampoco sorprendería si los involucrados en el caso no reciben la sanción correspondiente. La incredulidad alrededor de las posibles consecuencias sobre los implicados en estos documentos es grande, ya que se cree que no serán enjuiciados y de comprobarles cargos, castigados. Sin embargo, Andrés Barba considera que el mayor beneficio vendrá por otras vertientes:

  • Diálogos entre países: “es muy probable que ante un crecimiento en la intensidad en el escándalo que se ha generado, en un futuro, México y otros países (tal vez antes que el nuestro), se interesen en que se generen conferencias internacionales o una convención internacional en donde se trate de regular la transferencia de estos recursos no declarados a este tipo de países”.

  • Organismo regulador: “Tendría que haber un mecanismo para obligar a esos países para cuando haya una sospecha de que ciertos recursos se obtuvieron de manera ilícita evitando declarar en el país de origen, el país destino debiera informar sin negarse a hacerlo. Debieran haber regulaciones y leyes locales para que obliguen a esa empresa dar cuentas, sin necesidad de robar ni filtrar información”.

Independientemente de las consecuencias que podrían recibir los involucrados en los Panama Papers, es un hecho que seguirá apareciendo información sobre estos documentos, lo que no sabemos es si seguirá dando de qué hablar. Lo que tendremos qué preguntarnos como sociedad es “para qué” utilizaremos esta información; de lo contrario, Panama Papers pasará a la historia como un simple gran escándalo.

**Andrés Barba Vargas
Jefe de Internacionalización UNIVA. Es internacionalista Magna Cum Laude por la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP) y técnico en comunicación por la Universidad del Valle de Atemajac de Guadalajara (UNIVA). Tiene estudios en liderazgo y gestión universitaria por la Organización Universitaria Interamericana (OUI); en gestión pública y teoría política en la Universidad de Montreal y en McGill University, Canadá; en política exterior por El Colegio de México; coaching directivo y administración de recursos humanos por el ICAMI de la Universidad Panamericana; en cooperación internacional descentralizada por la Universidad Abierta de Barcelona, España; y en liderazgo de la comunidad mexicana en Estados Unidos por la Universidad de la Ciudad de Nueva York, EEUU.

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus