NOTICIAS

María, por una mejora de la salud.

Las personas, por lo general, no acostumbran seguir una receta y el médico no les explica la importancia de concluir su tratamientos al pie de la letra.

06 de Apr de 2016 a las 16:50 |

00img_7337

¿Cuántas veces nos ha pasado que no entendemos la letra de una receta médica? ¿Realmente comprendemos las indicaciones del médico?

En esto y otras situaciones pensó María Montaño, estudiante de Medicina en nuestra Casa de Estudios, quien desarrolló un software para el manejo digital de recetas médicas.

Una de las grandes preocupaciones de María fue que, al observar que varios pacientes se dirigen a sus médicos vía Whatsapp, ellos no podían dar un seguimiento óptimo a las recetas médicas, lo que muchas veces repercute en la salud del paciente, especialmente si sus enfermedades son crónicas.
María obtuvo el tercer lugar en diseño de software, en el marco del Bootcamp de Emprendimiento, organizado por Startup Essentials en la Asociación Médica de Jalisco. Este proyecto pretende dar soluciones en un futuro próximo, como mejorar el acceso a medicamentos y la reducción del uso del papel, entre otros. María, como muchos otros futuros médicos, busca mejorar la calidad de la atención a las personas. Nos platicó sobre su proyecto que pretenden introducir las nuevas tecnologías en la medicina actual.

Como futura médico, ¿qué te motivó a desarrollar este software?

Yo comencé con la idea de crear una aplicación para favorecer las consultas virtuales entre las madres primerizas y los médicos pediatras, observé como hacian el uso de WhatsApp para mantenerse en contacto. Tiempo después, durante mi estancia en el Nuevo Hospital Civil de Guadalajara, descubrí que hay gran cantidad de necesidades sin cubrir y surgió otra idea: ayudar con las recetas médicas. Me dí cuenta que para los pacientes era difícil seguir las indicaciones de los médicos, por distintas razones; la letra ilegible, la administración de las medicinas, dejando muchas veces incompleto el tratamiento repercutiendo en su salud.

¿Es complicado dar seguimiento a un paciente para que tome sus medicamentos?

Las personas, por lo general, no acostumbran seguir una receta y el médico no les explica la importancia de concluir su tratamientos al pie de la letra. La situación se agrava, en pacientes de la tercera edad y en personas diagnosticadas con alguna enfermedad neurológica que implique el daño a nivel cerebral.

¿Hacia cuál sector de la sociedad va dirigido tu aplicación?

A todo sector salud: farmacias de hospitales y farmacias públicas. Todos aquellos que tengan la necesidad de surtir su receta médica, sobre todo Secretaría de Salud.

2014_06_18_imagen_receta

¿De qué manera beneficia tu proyecto en cuanto a la cobertura a pacientes?

Beneficia a todo paciente que va a surtir sus medicamentos a las farmacias del sector salud, evitando así el doble llenado, por no tener letra legible, así como tener un acceso más rápido a los medicamentos con solo poner el número de registro de cada medicamento, facilitándole al médico su llenado, otorgando más tiempo en explicarle a su paciente y además, menos uso de papel, teniéndolas en tiempo y forma.

Fue en 2011 cuando la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó la expedición de recetas electrónicas, con el fin de favorecer a la población. Sin embargo, en la práctica, son pocos los que recurren a utilizar estas herramientas.

Para proyectos como el tuyo, ¿existen espacios suficientes para darlos a conocer?

Diferentes instituciones como el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco [COECYTJAL], Instituto Jalisciense del Emprendedor [IJALDEM] apoya con ferias y promociones para hay dar a conocer todas las aplicaciones tecnológicas que se elaboraron en el año. Un programa de ellos es EPICENTRO.

¿Consideras que tu trabajo puede contribuir a un mejor servicio de salud a la población de nuestra región?

Contribuye la aplicación que estoy diseñando para apoyar a los pacientes, a seguir correctamente las indicaciones del médico (la frecuencia, dosis, etc.), porque suele suceder que el nombre del medicamento a veces no es legible. Por otro lado, generalmente las personas viven lejos y el regresar al hospital regional más cercano les traería más gastos y pérdida de tiempo. Por estas cuestiones, el paciente al sentirse bien por unos días, tiende a suspender el medicamento sin terminar su esquema completo, o en ciertas ocasiones deciden acudir a otras prácticas como el uso de la herbolaria.

A pesar de que está en una etapa inicial la aplicación, el proyecto que desarrolla María Montaño estudiante de medicina de la UNIVA, se suma a otras pequeñas acciones que contribuyen a mejorar el aspecto en el que más adolece el Sector Salud: el servicio al paciente. María, por lo pronto, busca capitalizarlo al tiempo que se prepara en nuestra universidad como persona y médico.

shutterstock_172885757

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus