NOTICIAS

“Las dos caras de la moneda”: entrevista a Luis Campos

07 de Nov de 2017 a las 22:15 |

009
Luis Campos

“Debía tener un punto de maduración muy grande mentalmente, para dejar pasar esa mala experiencia y enfocarme en lo que seguía”

No todo en la vida de un nadador profesional es la alberca, a veces se tienen que combinar estudios o trabajo para poder pagar los entrenamientos. Luis Enrique Campos, integrante de la selección universitaria de natación de la UNIVA, quien es poseedor del récord absoluto mexicano en 200m libre en curso corto, con un tiempo de 01:47,013, nos platicó cómo la natación influye en su vida personal. Más que relatarnos acerca de sus premios y récords, nos platicó algunas anécdotas y aprendizajes obtenidos a lo largo de su trayectoria como nadador.

¿Qué o quién te llevó a elegir la natación como deporte?

“Yo empecé la natación a los 4 años, porque me daba miedo el agua; entonces me metieron, fue mucha decisión. ¿Por qué continué? porque me encantó el deporte, me encantó estar en el agua, competir, entrenar; de ahí decidí hacerlo un estilo de vida. ¿Cuándo lo hice formal? aproximadamente a los 14 años, fue cuando me puse ya la meta de entrenar porque quería en algún momento representar a México y a Jalisco en ese entonces”.

Practicar la natación brinda beneficios al cuerpo, pero pensando fuera de la condición física… ¿qué aporta la natación a tu vida personal?

“La natación aporta muchas cosas: sobre todo disciplina; el deporte en general te hace una persona más disciplinada, responsable, te hace ponerte metas y objetivos claros. Es algo que he notado en los deportistas; si tienen objetivos, tienen claro cómo hacerlos, y eso a veces las personas que no practican deporte no lo tienen muy claro. ¿Qué más me ha dado? estudios, no podría pagar la universidad si no estuviera nadando; me ha dado amigos, viajes, pero en lo personal, valores que afuera no los hubiera adquirido tan fácilmente”.

Todos tenemos puntos fuertes y débiles, no somos expertos del todo en lo que hacemos… ¿cuál crees que es tu mayor ventaja nadando y cuál considerarías que es tu desventaja?

“Mi fuerte es el estilo libre ‘crol’, mi estilo más débil es ‘dorso’, de espalda. Siempre me han dicho que por ser alto tengo ventaja, es en parte cierto y en parte no, porque como tengo un peso mayor es más complicado moverme; por ejemplo, a mí la vuelta es algo que se me complicaba mucho por la estatura, o mi salida, porque los bancos son muy chicos”.

A veces esos puntos que nos son más difíciles fungen como inspiración para seguir practicando o mejorar… ¿tienes alguna rutina previa a las competencias? o en sí, ¿qué te motiva?

“Más que inspiración, a mí lo que me gusta es ganar; me encanta la sensación y la adrenalina de competir. Pero sí, tengo como un ritual, soy muy disciplinado en eso, por ejemplo: como a una hora en específico, me baño antes de competir, no duermo más de una hora, no menos de 20 minutos, trato de comer mis porciones de pollo o pescado, siempre escucho música antes de competir”.

“Las personas que me conocen saben que soy muy sociable en las competencias, pero en la final siempre estoy muy concentrado, como en una burbuja, estirando, escuchando música, pensando en qué voy a hacer y cómo hacerlo. Siempre hago lo mismo detrás del banco, nunca me había fijado hasta que me lo comentaron, me golpeo cierto número de veces, estiro ciertos músculos, me persigno. Hago eso porque cuando te va bien en una competencia, te pones a analizar ‘¿qué hice bien?’; entonces, lo repites”.

Has participado a nivel nacional e internacional en diversas competencias… ¿cuál crees que ha sido decisiva en tu carrera como nadador? ¿o tienes alguna anécdota especial de alguna de ellas?

“Tengo una muy fuerte: en Juegos Centroamericanos y del Caribe en 2014, en Veracruz, pasé a una final, y en los últimos metros ya no pude, me ganaron la plata por 10 centésimas, y del bronce me quedé como a 2 centésimas”.

“Esta experiencia fue muy difícil: haber perdido una oportunidad de subir al podio internacional, pero tenía 20 minutos para estar al 100 porque me tocaba otra prueba, ahí me di cuenta de que debía tener un punto de maduración muy grande mentalmente, para dejar pasar esa mala experiencia y enfocarme en lo que seguía, fue un golpe muy duro, incluso lloré porque era mi prueba, me había preparado todo el año; pero tenía otro compromiso en equipo; entonces pensé: ‘dos minutos me dedico a sentirme mal’ y otra vez me tengo que sentir bien. En esa prueba logramos la plata centroamericana. Vi las dos caras de la moneda en menos de una hora, ganar y subirte al podio y perder la medalla por nada”.

“También, de Juegos Panamericanos me acuerdo mucho del estadio súper lleno, donde al contrario de los centroamericanos, en que me sentía presionado, esa vez dije ‘voy a disfrutar, a ver qué sale’ y resultó el mejor tiempo de mi vida”.

Siempre es importante tener modelos como tú para los estudiantes y personas en general, eres un ejemplo de que se pueden combinar los estudios y el deporte y rendir en ambos al máximo.

“A mí, la UNIVA me ha apoyado mucho en ese aspecto; hablando se entiende la gente, no he tenido problemas con ningún maestro, les avisas cuando vas a ir a competir y cuando regresas. Creo que a veces, el problema es del alumno o atleta por no externar la situación; sentimos que el profesor sabe quiénes somos, qué hacemos y en realidad no sabe. Yo, como consejo, diría: ‘si eres atleta y alumno, háblalo’; los maestros no saben tu vida, tienes que decir ‘tengo este problema ¿qué puedo hacer?’, y la mayoría, al ver tu disposición, van a ser flexibles”.

Siempre asusta el miedo a combinar estudios y deporte porque hay faltas, las calificaciones pueden llegar a ser bajas, muchas tareas que entregar…

“Es mucha disposición, tienes que saber que si vas a hacer deporte no te van a pasar en la escuela porque sí, tienes que regresar a ponerte al día o antes de irte adelantar trabajos, pero va a ser cansado porque es una semana de competencias y luego una o dos de escuela, pero de que se puede, se puede, y nada más es cuestión de hablarlo con la escuela, maestros y va a resultar”.

Del 18 al 22 de octubre pasado, Luis participó en el Campeonato Nacional de Natación CONADEIP 2017, donde ganó el oro en las categorías de 200m libres, 400m libres y 400m combinado individual; además, logró el segundo lugar en 100m libre, 50m pecho y 200m combinado individual.

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus