NOTICIAS

Economía y la sociedad del futuro

09 de Aug de 2016 a las 22:35 |

0nadeem
Dr. Nadeem Firoz.

Cada vez que se nos pregunta cómo visualizamos el futuro, o simplemente cuando nosotros tratamos de imaginar el mundo en el que vivimos dentro de treinta o cuarenta años, quizás lo primero que nos viene a la mente son autos que levitan o que para entonces ya se habrá encontrado una cura para todas las enfermedades que azotan a la humanidad. ¿Cuántos de nosotros hemos pensado en cómo será el mundo de los negocios y la economía y cómo las tendencias de mercado afectarán la vida de los seres humanos en ese futuro hipotético? Como lo explica en su seminario de Tendencias en los Negocios, el Dr. Nadeem Firoz, economista, el crecimiento exponencial de la población mundial marcará la pauta de cómo viviremos en las próximas décadas.

Nadeem Firoz es Doctor por la Universidad del Norte de Texas y Maestro en Comercio por la Universidad de Peshawar, Pakistán. Tiene un MBA por la Universidad de Dallas. Ha impartido cátedra en el Instituto de Gestión y Administración Pública en Ghana, y es becario fullbright en la Universidad COMSAT de Lahore, Pakistán.

En entrevista para Voces UNIVA, se le cuestionó a Firoz sobre el impacto que tiene el crecimiento de la población en los mercados globales, ya que en el panorama cercano se calcula que para el año 2050, la población mundial llegará a los nueve mil millones de personas. Esto genera una serie de planteamientos sobre lo que las sociedades del futuro debieran priorizar, tanto a nivel económico y, más importante aún, en el plano social.

“Yo considero que los países con un mayor número de habitantes tienen mejores expectativas de crecimiento de sus mercados que las naciones con baja densidad poblacional como Suiza, Dinamarca o Suecia. Lo anterior se debe a que los países con mayor poder adquisitivo per cápita suelen estar limitados en el número de potenciales consumidores, pero países como India o China que tienen una población superior a los mil millones de personas cada uno, aunque cuentan con un poder adquisitivo per cápita mucho menor, compensan con el número de potenciales consumidores. Si multiplicas el poder adquisitivo por el número de habitantes, obtienes un mayor Producto Interno Bruto, lo que significa que obtienes más ventajas en perseguir mercados como el de China e India que con los países pequeños de pocos habitantes”.

Agrega: “Buscar el mayor ingreso per cápita no es la solución; la solución es el mayor número de potenciales compradores”.

descanso_1

¿Cuál es su opinión sobre la calidad de los productos de consumo a nivel mundial y si se ha visto afectada por el crecimiento poblacional?

La calidad de los productos ha mejorado a medida que pasan los años, cada vez tenemos mejores tecnologías y mejores procesos para crear los productos de consumo. También, cada día contamos con una gama más amplia de personal calificado de dónde elegir para diseñar estos productos. Aunque la población mundial siga creciendo de forma acelerada, la calidad de los productos no se verá afectada de manera negativa.

En la medida en que las empresas operan mejor y crecen con las tendencias de negocios, ¿quiénes serán los ganadores y quiénes los perdedores?

En cualquier tendencia de negocios, los ganadores serán aquellos que mejor se adapten y reaccionen a los cambios en las demandas de los consumidores. Los que mejor y más rápido resuelvan los problemas del cliente y mantengan su satisfacción serán los ganadores. Todos aquellos que no sean capaces de mantener el ritmo de estos cambios tendrán mucho más que perder.

Actualmente, la tendencia de mayor crecimiento es el mercadeo social, donde el consumidor es el punto focal de todo. Si tienes a un cliente satisfecho con un buen producto o servicio, esta persona se encargará de hacérselo saber a sus conocidos y recomendará el producto. Por otro lado, si un cliente está insatisfecho con tu producto o servicio, son malas noticias para ti. Ese cliente insatisfecho le contará a un número mucho mayor de personas sobre esa mala experiencia con tu producto.

Hoy en día, la prioridad de los negocios debe girar en torno a ser una empresa socialmente responsable y estar pendiente de lo que los clientes dicen de los productos y el mercado en general, para así garantizar su satisfacción.

¿Cómo las tendencias actuales de negocio están definiendo el futuro cercano?

El principal tema social en el futuro cercano es el calentamiento global. Para el Partido Demócrata de Estados Unidos, el calentamiento global es el mayor problema que enfrenta la humanidad actualmente. Por otro lado, el Partido Republicano asegura que no existe tal cosa. Más allá de este debate de si existe o no el calentamiento global, para mí, el mensaje principal es que debemos hacer siempre cosas beneficiosas para todos. El reciclaje, por ejemplo, o el reducir el consumo de agua, contaminar menos o, incluso, dejar de fumar siempre será beneficioso para cualquiera, más allá de si creemos o no en el calentamiento global.

Actualmente existen muchas causas sociales en las que las personas podemos participar para generar un cambio positivo; por ejemplo, la obesidad. En países como Estados Unidos y México, la obesidad es un problema que aqueja a un alto porcentaje de la población; sin embargo, socialmente es poco lo que los gobiernos pueden hacer al respecto. Si una persona elige consumir refrescos, los cuales tienen un alto contenido de azúcar, en lugar de beber agua natural, eso es responsabilidad únicamente del individuo. Todos tenemos un deber social de concientizar e informar a otros miembros de la sociedad de las consecuencias de consumir ciertos productos y somos responsables de nuestras propias decisiones.

Los recientes incrementos en los precios del petróleo han traído inestabilidad económica, ¿cree que es el momento de dejar atrás nuestra dependencia de hidrocarburos?
A muchos países, incluyendo a los que son los mayores productores de petróleo, les ha tomado más de cincuenta años darse cuenta de que se han convertido en ‘rehenes’ de los hidrocarburos. Diferentes naciones han cambiado su forma de pensar respecto al petróleo y ya comenzaron a invertir en nuevas tecnologías para crear fuentes alternativas de energía y así reducir su dependencia a los combustibles. Todo es una cuestión de oferta y demanda, ya que si nuestro consumo de productos derivados del petróleo disminuye, forzosamente los precios también lo harán.

Las fuentes sustentables de energía, como la electricidad generada a partir de la luz solar, son un ejemplo de las soluciones que algunos países han encontrado para reducir su consumo de petróleo. Esto crea la expectativa de que en el futuro cercano habrá cada vez más y mejores alternativas energéticas.

descanso_2

El concepto de “reshoring” consiste en reintroducir a un país un proceso doméstico de manufactura. Es lo contrario a “offshoring”, en el cual la manufactura se lleva a otro país donde la mano de obra es más barata.

¿Podemos considerar el concepto de ‘reshoring’ como una nueva tendencia?

Sí, y la razón de esta nueva tendencia es complicada. Lo que pasó fue que las compañías transnacionales de Estados Unidos y Europa solían recurrir a mano de obra barata en países como Pakistán, Bangladesh, India o China para sus procesos de manufactura, pero aquí la pregunta es ¿por cuánto tiempo la mano de obra seguirá siendo barata? Los obreros de estos países en vías de desarrollo y que en su mayoría reciben salarios paupérrimos cada día están mejor calificados, tienen también mayor acceso a educación de calidad y aspiran a empleos mejor remunerados y de mayor exigencia. Esta situación ha hecho que sea cada vez sea menos rentable para las grandes transnacionales manufacturar sus productos en otros países, y poco a poco están trayendo de regreso sus operaciones a sus lugares de origen.

¿Cuál es la importancia de las compañías de tecnologías limpias?

La importancia radica en la relación entre los países considerados potencia y los países en vías de desarrollo. Cuando los países potencia llevan sus tecnologías a estas naciones menos avanzadas, la brecha entre ambos se reduce y trae beneficios que se ven reflejados en procesos de producción más amigables con el medio ambiente, sin sacrificar la calidad de los productos. Esto también mejora la imagen de las compañías ante los consumidores, al convertirlas en empresas social y ecológicamente responsables.

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus