NOTICIAS

Debate sobre la marihuana

A partir del diálogo acerca de las consecuencias y efectos que podría traer una eventual apertura a la venta legal del cannabis, el debate de la legalización pretende abrir panoramas nuevos en México.

10 de Feb de 2016 a las 19:10 |

En noviembre pasado, cuatro personas recibieron el amparo para utilizar la marihuana con fines lúdicos. Esta Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), como se hizo llamar este grupo, atrajo la discusión nacional acerca de la despenalización de esta droga a nivel nacional. Hecho en el que únicamente estas personas amparadas podrán consumir, sembrar, poseer y transportar el cannabis con fines recreativos y lúdicos, representa un precedente en la historia de este país.

El tema continúa siendo controversial en nuestro país, de entrada, arroja la pregunta: ¿desde qué ángulo debe analizarse: penal, seguridad, salud o educación? El gobierno ya acotó la perspectiva y ha elegido el sector salud como principal frente de análisis.

Recientemente se realizó el Debate Nacional sobre el uso de la marihuana en Quintana Roo, en el que participaron diversos expertos encabezados por secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge. El tema central es: “Salud pública y prevención”, el cual busca analizar el contexto nacional e internacional y así diseñar políticas públicas específicas.

shutterstock_218532583

Actualmente en México, el consumo está administrativamente prohibido y se sanciona con una multa. Si bien la posesión está prohibida penalmente, no se sanciona en caso de que la persona no se porten más de 5 gramos.
Pero, ¿es tan necesario este debate? Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, la tendencia de consumo de este tipo de droga ha crecido en los últimos años en adolescentes de entre 12 y 17: en 2002, a nivel nacional el 0.507% consumía marihuana, mientras que para el 2011, el consumo nacional aumentó a 1.33%.

Cabe agregar que el informe 2014, realizado por la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), arrojó que son 152 mil 182 infantes que cursan el 6° grado de primaria los que ya consumen algún estupefaciente, de ellos, aproximadamente 100 mil han probado la marihuana. Solamente en Jalisco, la prevalencia de consumo de cualquier droga alguna vez en la vida es de 16.4%; la marihuana mostró un aumento de 10.8%.

Además, la presión internacional sobre México es fuerte, ya que es uno de los principales productores de marihuana y Estados Unidos su mayor consumidor. El país del norte ya cuenta con una legislación que permite el uso medicinal en varios de sus estados, sólo Colorado, Washington DC, Alaska y Oregón, legalizaron su cultivo, venta y uso.

Para la Maestra Gabriela Zepeda, Docente de la UNIVA en la Maestría en Nutrición Clínica, el tema de la despenalización de la mariguana debe enfocarse en la prevención del consumo en adolescentes, priorizando las consecuencias del consumo a largo plazo en la vida de la persona: “Hablar del consumo de marihuana es hablar de múltiples connotaciones, lo que hace de esta práctica un hábito controversial con aristas legales, económicas, políticas, sociales y de salud, cada una de ellas defiende su punto de vista y plantea una serie de razones por las que se puede despenalizar, o bien penalizar su producción, venta y consumo, haciendo que el sector asignado para tomar la decisión sobre ello, tenga una responsabilidad muy seria en sus manos”.

Especial atención a adolescentes
Gabriela Zepeda ha trabajado con adolescentes y jóvenes que tenían adicción a diferentes drogas, entre ellas, la marihuana. Desde su experiencia, es clara la necesidad de ofrecer atención a adolescentes y jóvenes para la prevención de adicciones.
“La adolescencia es una etapa de vida que se caracteriza por la tendencia natural hacía el logro de la independencia y autonomía, pero si este tránsito por la razón que sea se topa con el consumo de drogas, el adolescente encontrará en los efectos las razones para “reprimir las sensaciones” que lo hacen vulnerable”, afirma.

shutterstock_261913352

El riesgo para los adolescentes recae en la gran probabilidad de sufrir diferentes tipos de padecimientos relacionados con la mente. Actualmente, no existen suficientes estudios para afirmar que el consumo de la marihuana trae consigo tales consecuencias, sin embargo, varios de estos estudios han dado resultados en donde se menciona la tendencia a padecer síndrome de abstinencia y la dependencia física a la droga.

Por ejemplo, el estudio An Evaluation of the History of a Marijuana Withdrawal, arrojó que “en consumidores diarios de cannabis durante más de 70 meses apareció ansiedad, tensión, insomnio, anorexia, cansancio, dificultad de concentración, irritabilidad disforia y agresividad, así como síntomas y signos físicos (sudoración, temblor, mialgias, náuseas y diarreas)”.
El riesgo de que el adolescente caiga en una adicción a la marihuana es hasta cierto punto peligroso, según Zepeda, “este momento evolutivo es único, ya que se activan procesos del lóbulo prefrontal que controlan la toma de decisiones, la reflexión y el control de los impulsos, habilidades básicas para el ejercicio de la tan anhelada libertad, así como núcleos cognitivos como el aprendizaje y la memoria que favorecen estos procesos”.

Además, se cree que el adolescente puede depender físicamente de la droga. En un estudio realizado en Australia (Characteristics of Long.Term Cannabis Users in Sydney, Australia), a 200 usuarios experimentados, entre un 62 y 77% presentaban signos de dependencia de acuerdo con cuatro protocolos distintos. Otro estudio realizado a 229 usuarios (Cannabis dependence, withdrawal and reinforcing effects among adolescents with conduct symptoms and substance use disorders), presentó que un 78.6% desarrolló dependencia a la droga y síndrome de abstinencia en dos tercios.

“La información y formación de nuestros adolescentes, es un argumento clave en cualquier toma de decisión, pues son los recursos que favorecen la calidad de sus efectos”, concluye Gabriela Zepeda.

Mirar contextos y abrir panoramas
Un argumento clave del debate sobre la legalización de la marihuana es el de poner atención a los países en donde ya es legal la venta de esta droga. Estados Unidos, quien ya cuenta con 4 estados donde la venta de la marihuana es legal, puede funcionar como un referente para nuestro país.

shutterstock_301537862

La venta de marihuana en nuestro país vecino ha generado grandes ganancias. Troy Dayton, el jefe del ArcView Group, afirma que la venta de marihuana legal creció un 74% en un año para alcanzar los 2,700 millones de dólares. Se estima que para este año genere ganancias de alrededor de 4,500 millones de dólares.

Paralelo a esto, EEUU enfrenta un gran desafío en temas legales. Se espera que por lo menos 14 estados más se unan a la venta legal. Esto representaría una gran ayuda a las empresas que buscan expandirse y consolidarse. Asimismo, ciertas legislaciones demandan que la marihuana sea administrada por estructuras no lucrativas.

Uruguay es el pionero en la legalización de la venta de marihuana. Fue durante el mandato de José Mujica que se logró despenalizar y legalizar el cannabis. Sin embargo, requirió de un conjunto de requisitos para los consumidores, como tener la mayoría de edad (18) y contar con ciudadanía uruguaya legal, natural o con residencia permanente; además, el usuario puede comprar hasta diez gramos semanales y 40 al mes.

El encargado de regular la distribución y venta, es el Ministerio Público de Salud, que además estipuló que la marihuana no podrá tener una concentración mayor al 15% de tetrahidrocarbocannabinol (THC), el principal constituyente psicoactivo del cannabis.

Pero, ¿de qué manera afectaría al narco en México? Nuestro país aqueja una crisis en seguridad desde hace años, con miles de muertes y desaparecidos a causa del narco.

Según el análisis realizado por el Instituto Belisario Domínguez (IBD), si en nuestro país se legaliza el uso lúdico de la marihuana, el narco se vería afectado casi un 30% de sus ingresos. Se estima que las organizaciones criminales obtienen entre 1 y 2 mil millones de dólares, lo que representa entre el 15 y 26% de sus ganancias.

Por otra parte, el estudio señala que es posible que la demanda de la droga disminuya en los próximos años, ya que el producto que ofrecen en EEUU es de mejor calidad y de menor costo, lo que afectaría los ingresos de los cárteles mexicanos, especialmente el cártel de Sinaloa.

shutterstock_3578162

El debate de la legalización pretende abrir panoramas nuevos en México, a partir del diálogo acerca de las consecuencias y efectos que podría traer una eventual apertura a la venta legal del cannabis. Es indispensable participar y estar al tanto de este evento que se realizará en varias etapas, ya que es muy probable que obligue a dar un giro importante en el actuar a sectores como Salud, Educación y Seguridad. Sin embargo, el reto también va para todos nosotros como sociedad, en un inicio con un diálogo con apertura durante esta etapa de conversación entre sociedad y gobierno.

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus