NOTICIAS

Alejandro Barbosa, el hombre detrás de Nariz Roja, A.C.

Nariz Roja es una asociación civil fundada en 2009 que brinda apoyo a niños con cáncer.

13 de Jul de 2016 a las 14:25 |

0alejandro

El mundo de las organizaciones sin fines de lucro es más pequeño de lo que pensamos y generalmente escasean los voluntarios; sin embargo, estos grupos altruistas ofrecen una fantástica oportunidad para aquellos individuos que estén dispuestos a trabajar duro y hacer del mundo un lugar mejor. Esta es la mentalidad que llevó a Alejandro Barbosa a dedicar ahora su vida a ayudar a otros, particularmente a los niños con cáncer y a sus familias. Según palabras de Alex, el ayudar y servir a los demás alimenta el espíritu.

Nariz Roja es una asociación civil fundada en 2009 que brinda apoyo a niños con cáncer. Alejandro Barbosa es egresado de Psicología de nuestra Casa de Estudios y hace unos años se embarcó en esta aventura, junto con el primer grupo de voluntarios que reclutó a través de Facebook, realizando a la par las primeras visitas a hospital, ya con el nombre de Nariz Roja.

A través de la captación de fondos y donaciones en especie, es que Nariz Roja puede llevar a cabo esta labor. También, gracias al trabajo de los voluntarios que apoyan con las diferentes tareas y campañas de captación de sangre ha sido posible que muchos niños ganen su batalla contra el cáncer. Alejandro platicó para Voces Univa lo que han significado estos años al frente de Nariz Roja y de sus planes para el futuro.

¿Qué tipo de sacrificios debe hacer una persona que emprende una tarea como esta?
En primer lugar, el tiempo; trabajas de lunes a domingo sin un horario fijo. Prácticamente dejas de tener tiempo para ti, en lugar de eso lo compartes y lo utilizas en servir a los demás. También, el saber que tendrás ingresos limitados, ya que al estar al frente de una organización no lucrativa, la remuneración que recibes es apenas suficiente para solventar tus gastos.

¿Cuál ha sido la mayor fuente de inspiración en tu trabajo?
El ver que la gente responde al llamado de ayuda. Por ejemplo, aquí en la UNIVA, cuando me reuní con el padre Francisco Ramírez, que acababa de llegar de Italia, el platicarle del proyecto, que le hiciera clic por una vivencia personal que él tuvo, y que haya accedido a respaldar este proyecto, generó un movimiento importante en la comunidad universitaria desde hace cuatro o cinco años. También, el recibir apoyo de medios de comunicación locales nos ha ayudado a tener mejor respuesta de la gente, ha sido el mejor regalo.

¿En dónde reside la fuerza necesaria para siempre seguir adelante con esta labor?
Como dice el eslogan de Nariz Roja, “el amor todo lo puede”. Cuando estás con la gente, más allá del deseo de que se cure el niño, es el hecho de servirle, porque servir es amar, y esa es la fuente de todo esto. Si fuera meramente un acto de ayudar por ayudar, no tendría sentido; tiene que haber la parte de sensibilizarse y darse cuenta de que el enfermo es una persona y requiere tener a alguien a su lado para ayudarle y servirle en lo humanamente posible.

¿Cuál es la mejor noticia que puedes recibir, relacionada con tu labor?
En este tiempo, lo mejor que me ha pasado es haber recibido 400 unidades de sangre en cuatro días, en una colecta de sangre que se hizo en el parque rojo, en el centro de Guadalajara. Esto fue un récord histórico, ya que es la mayor colecta de sangre en México y posiblemente a nivel Latinoamérica, y eso para mí fue brutal, sobre todo por ver la respuesta de la gente, especialmente de jóvenes; ha sido muy satisfactorio.

¿Qué es lo más frustrante que te ha tocado vivir en este tiempo al frente de Nariz Roja?
El tema de la sangre. Tenemos seis años dando guerra en todas las instituciones, tanto gubernamentales como empresariales y educativas, y te das cuenta de que el pozo sigue estando muy hondo. En Jalisco, solo el 1% de la población dona sangre de manera altruista, y a nivel nacional solamente el 3% lo hace. Desafortunadamente, hay un desabasto en los hospitales porque la sangre que se dona a veces ya tiene nombre y apellido, o ya está destinada para urgencias. En términos generales, hay poca respuesta de la sociedad en el tema de la donación de sangre.

¿Y tu mayor cualidad como persona?
Soy muy aferrado, y cuando no sé hacer algo, siempre trato de aprender. No importa que me caiga, siempre me levanto para seguir aprendiendo y así lograr cosas importantes.

¿Tienes alguna frase por la cual te riges?
La del eslogan de Nariz Roja de “el amor todo lo puede”, ya que si nos enfocáramos todos en el amor y en servir a la gente, organizaciones como la de nosotros estarían mejor soportadas.

nino

¿Cuál de estos términos define mejor lo que haces: misión, obligación o responsabilidad?
Responsabilidad, ya que como persona, al darte cuenta de las necesidades de otros, adquieres una responsabilidad moral de ayudar y aportar en lo que se pueda. Creo también que en México nos ha faltado responsabilizarnos y hacer las cosas por amor para tener un mejor país.

¿Qué te dejó la UNIVA en los aspectos personal y profesional?
En primer lugar, los conocimientos y las fortalezas necesarias para emprender esta tarea. De la UNIVA también obtuve motivación para lograr mis metas y llevar a cabo mis proyectos, ya que varios de mis maestros me alentaron y me enseñaron a apasionarme por lo que hago.

Bajo el slogan: “EL AMOR TODO LO PUEDE ” nos perfilamos como aliados y acompañantes en la lucha de todos estos campeones buscando resignificar esta experiencia, potencializando el amor y el esfuerzo de todos ellos, para que logren mejorar su calidad de vida y recuperen su salud física y emocional. – Sitio web Nariz Roja.

¿Qué tan informada está la sociedad mexicana sobre el cáncer infantil?
Todavía poco, por los muchos estigmas, como por ejemplo el hablar de la muerte cuando en realidad el cáncer es curable. En el Hospital Civil nuevo de Guadalajara, ocho de cada diez niños con cáncer se salvan. El doctor Fernando Sánchez Zubieta busca incrementar todavía más ese porcentaje por medio de la detección temprana, porque hemos notado un aumento en el número de casos y ver tantas caritas nuevas en el hospital es muy triste, sobre todo porque un gran porcentaje de estos niños llega con el cáncer muy avanzado.
A pesar de que el cáncer es la segunda causa de muerte de niños en el país, hace falta mucha más inversión en ese tema.

¿Cuál ha sido el mayor reto al frente de Nariz Roja?
Definitivamente, el tema de la sangre porque sigue siendo el talón de Aquiles en el tema del cáncer. Aparte de nosotros, ninguna organización le ha apostado a ese tema, ya que implica un gasto y en el cual no hay un beneficio para el que lo hace, más allá de contribuir a la causa y salvar vidas. Me quedo con el mal sabor de boca de que en estos seis años todavía falta mucho por hacer.

¿Y cuál ha sido el mayor logro?
Creo que también el tema de la sangre, pero rescatando el aspecto positivo, ya que la sangre que se ha captado, como en el caso de las cuatrocientas unidades, representó el 70% de lo que hizo el estado de Jalisco ese año en donaciones altruistas. Ver el alcance de nuestra labor y cómo mucha gente que padece esta enfermedad se ha beneficiado, es una de las cosas que más me llena de orgullo.

¿Algún libro o película que haya marcado tu vida?
Más bien personajes como san Francisco de Asís, por ser un radical en el sentido de cómo podemos servir y dar todo por los demás. Gandhi, por ser ejemplo, un hombre de paz que dedicó su vida a promoverla. También el ‘Che’ Guevara me gusta mucho por el hecho de que él no se detuvo en hacer todo lo que él quería en beneficio de la gente, hizo todo lo que pudo por servir y salir adelante.

¿En dónde te visualizas en cinco años y a Nariz Roja como fundación?
A Nariz Roja, con una escuela ya caminando y con un programa de cuidados paliativos que actualmente no tenemos; además, con campañas móviles de donación de sangre fuera de los bancos de sangre permanentes.
Yo, personalmente, me veo enfocado en el tema de la sangre, habiendo delegado la parte de la organización para dedicarme de tiempo completo a sacar adelante la captación de plaquetas.

¿Algún mensaje que quisieras compartir?
A los chavos que lean esto que están en sus servicios y prácticas, que se enfoquen y lo hagan, que no es un tema únicamente de dar recursos. Si van a apoyar económicamente, que sea para algo que valga la pena y que estén sirviendo a su comunidad y cuando vayan a trabajar por su organización, vívanlo, porque hay muchas áreas de oportunidad de donde pueden aprender y pueden fortalecer a la organización que están apoyando. No vean esto como algo transitorio, porque es un proceso donde terminan la parte educativa, pero comienzan realmente su vida si se quedan a ayudar porque es una experiencia alucinante que les puede ayudar a encontrar el sentido en sus vidas.

Conoce más sobre Nariz Roja en: http://www.narizroja.org/

pintura

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus