NOTICIAS

Nutriólogos y psicólogos deben estar vinculados para tratar a pacientes con obesidad mórbida

Por Administración UNIVA. | 12 de Jul de 2016 | COMENTARIOS

 

Experta en nutrición habló sobre el aumento de la obesidad debido a los cambios en las costumbres


La obesidad mórbida es el término para la obesidad caracterizada por un Índice de Masa Corporal mayor a 40 ante la presencia de al menos una u otra enfermedad significativa o discapacidad grave y minusvalía a causa del exceso de peso. Es la forma más temible del sobrepeso, pues además de disminuir la expectativa de vida, causa discapacidad, minusvalía y problemas de exclusión social. Por sus efectos a nivel colectivo, es un problema de salud pública en muchos países y que se ha ido incrementando como efecto de los cambios en las costumbres sociales y alimentarias.

La Universidad del Valle de Atemajac, plantel Guadalajara, a través del Departamento de Ciencias de la Salud y la licenciatura en Nutrición, organizó la conferencia Cuidado nutricional pre y post quirúrgico de los pacientes con obesidad mórbida; fue impartida por la licenciada en Nutrición Beatriz Sainz Gómez a los alumnos y docentes de Nutrición, en el Aula Magna de esta Casa de Estudios.

La conferencista indicó que es necesario realizar consultas previas y posteriores en intervenciones quirúrgicas por obesidad, ya que los pacientes se encuentran así, en la mayoría de los casos, por una mala alimentación, por lo que si no tienen el buen hábito de comer sanamente, pueden verse afectados gravemente el seguir con la misma dieta después de someterse al quirófano.

También explicó que no solo a los pacientes se les debe realizar la consulta, sino a quienes forman su entorno más cercano, ya que todo esto influye en la alimentación de su familia, por lo que se tiene que trabajar en conjunto con un psicólogo.

Sainz Gómez dijo a los alumnos que es importante que sepan las restricciones que se les deben poner a los pacientes antes de la cirugía, haciendo referencia a que toda intervención puede dejar secuelas y que pueden llegar a perjudicar a su paciente, si no se toman en cuenta las indicaciones adecuadas.

Finalizó diciendo que se tiene que abrir la mente de los nutriólogos para estar en mutua comunicación con los psicólogos, ya que en los casos de personas con obesidad mórbida, se necesita cambiar su salud física y su salud mental; de lo contrario, será una pérdida de tiempo, e incluso pueden tenerse implicaciones trágicas.

 

Comentarios | Este es nuestro Aviso de Privacidad

Comentarios de Disqus